Música Clásica: Teoría Musical

Música Clásica: Teoría Musical

En este artículo de teoría musical, veremos en primer lugar en qué consiste (o qué es) exactamente la música clásica para, posteriormente, entrar en detalle sobre los distintos tipos de instrumentos musicales existentes, las formas musicales más utilizadas y, por último, un listado con algunos de los grandes compositores clásicos que han transcendido a través de la historia.

¿Qué es la Música Clásica?

La música clásica es la corriente musical que comprende principalmente la música producida o basada en las tradiciones de la música litúrgica y secular de Occidente, principalmente Europa Occidental.

Música clásica

Abarca un periodo de tiempo que va aproximadamente desde siglo XI hasta la actualidad, aunque esta definición no es aplicable a la música realizada en nuestro siglo (a pesar de presentar las mismas características).

Música clásica

En cualquier caso, las principales características del género fueron codificadas principalmente entre 1550 y 1900, que es habitualmente considerado como el período característico de producción de la música clásica.

Música clásica

Instrumentos Musicales

Atendiendo a su definición, un instrumento musical es un objeto compuesto por la combinación de uno o más sistemas resonantes y los medios para su vibración, construido con el fin de reproducir sonido en uno o más tonos que puedan ser combinados por un intérprete para producir música.

Instrumentos musicales

Al final, cualquier cosa que produzca sonido puede servir de instrumento musical, pero la expresión se reserva, generalmente, a aquellos objetos que tienen ese propósito específico.

Instrumentos musicales

En cuanto a los tipos de instrumentos musicales, la clasificación más usada de manera convencional es la que veremos en las siguientes secciones.

Instrumentos de viento

Pertenecen a esta familia todos aquellos instrumentos que necesitan aire para que suenen, pudiendo clasificarse a partir del material del cual están construidos: viento-madera y viento-metal.

Instrumentos musicales de viento

Están formados por uno o varios tubos, de manera que, cuanto más largo y grueso es el tubo, más grave es su sonido. Aquí tenemos instrumentos como el saxofón, la flauta, el clarinete, la trompeta, el oboe, etc.

Intrumentos de cuerda

Este tipo de instrumentos producen sonidos por medio de las vibraciones de una o más cuerdas, usualmente amplificadas por medio de una caja de resonancia. Estas cuerdas están tensadas entre dos puntos del instrumento, y se hacen sonar pulsando, frotando o percutiendo la cuerda.

Instrumentos musicales de cuerda

Como subdivisión, podemos encontrar instrumentos de cuerda frotada, punteada o percutida. En esta categoría tenemos la guitarra, el arpa, el violín, el piano (es de cuerda percutida), etc.

Instrumentos de percusión

Este tipo de instrumentos se caracterizan porque el sonido se origina al ser golpeado o agitado el propio instrumento. La percusión se distingue por la variedad de timbres que es capaz de producir y por su facilidad de adaptación con otros instrumentos musicales.

Instrumentos musicales de percusión

Cabe destacar que puede obtenerse una gran variedad de sonidos según las baquetas o mazos que se usan para golpear algunos de los instrumentos de percusión. Algunos instrumentos de percursión son el timbal, el tambor, los platillos, el bombo, etc.

Instrumentos eléctricos

Como su propio nombre indica, un instrumento musical eléctrico es uno en el cual el uso de aparatos eléctricos determina o afecta al sonido producido por el instrumento. Son también conocidos como instrumentos musicales amplificados, debido a la utilización común de un amplificador electrónico del instrumento para proyectar el sonido.

Instrumentos musicales eléctricos

A partir de 2008, la mayoría de instrumentos musicales eléctricos o amplificados son versiones eléctricas. Algunos ejemplos de instrumentos de este tipo son el bajo eléctrico, la guitarra eléctrica, el theremín, el sintetizador, etc.

Formas Musicales

Las formas musicales existentes a lo largo de la historia son muy numerosas y variopintas. En las siguientes secciones hemos resumido aquellas más conocidas y relevantes.

Aria

Pieza musical para ser cantada por una voz solista, habitualmente con acompañamiento orquestal y como parte de una ópera o de una zarzuela. Es similar al mundo de las suites, al ser una pieza de carácter cantabile, de movimiento lento, ternaria o binaria y con profusa ornamentación.

Música clásica: aria

Ballet

Forma de danza cuyos movimientos se basan en el control total y absoluto del cuerpo, el cual se debe enseñar desde temprana edad. Participan invariablemente las manos, brazos, tronco, cabeza, pies, rodillas, todo el cuerpo en una conjunción simultánea de dinámica muscular y mental que debe expresarse en total armonía de movimientos. También se utiliza el término ballet para designar una pieza musical compuesta, a propósito, para ser interpretada por medio de la danza.

Música clásica: ballet

Concertante

Parte de una ópera en la que todos o la mayoría de los personajes cantan junto con el coro, entrelazando sus líneas vocales en forma contrapuntística.

Música clásica: concertante

Concierto

Forma musical en la que se compone una obra para un instrumento solista (o en algunos casos también con orquesta incluida), que usualmente es de tres movimientos que siguen un patrón de “rápido – lento – rápido”. También es llamada así a una actuación musical en que se ejecutan “composiciones sueltas”.

Música clásica: concierto

Divertimento

Forma musical (muy popular durante el siglo XX) compuesta para un reducido número de instrumentos, formada por movimientos de danza cortos, simples y libres en su conjunto.

Música clásica: divertimento

Fantasía

Forma musical libre que se distingue por su carácter improvisatorio e imaginativo, más que por una estructuración rígida de los temas, que permite al compositor una mayor expresividad musical relajando las restricciones inherentes a otras formas tradicionales más rígidas (como la sonata o la fuga).

Música clásica: fantasía

Fuga

Procedimiento musical en el cual se superponen ideas musicales llamadas “sujetos”. Su composición consiste en el uso de la polifonía vertebrada por el contrapunto entre varias voces o líneas instrumentales (de igual importancia), basado en la imitación o reiteración de melodías en diferentes tonalidades y en el desarrollo estructurado de los temas expuestos.

Música clásica: fuga

Lied

Canción lírica breve cuya letra es un poema al que se ha puesto música, que está escrita para voz solista y acompañamiento (generalmente de piano).

Música clásica: lied

Marcha

Obra musical que entra dentro de las composiciones definidas por el movimiento o por el ritmo. Se estructura en compás binario o cuaternario, aunque el más común es el binario. Su ritmo lleva a la división de los tiempos en dos valores desiguales, y es el primero más largo que el segundo, para lo que se suele usar el puntillo. De esta manera, se consigue una acentuación que ayuda a llevar el paso.

Música clásica: marcha

Misa

Composición coral que traslada a la música secciones fijas de la liturgia eucarística. Pueden ser a cappella (para voz humana sola) o acompañadas por los instrumentos musicales, hasta incluir una orquesta completa.

Música clásica: misa

Música de Cámara

Música escrita para ser interpretada por un grupo reducido de músicos, generalmente de carácter instrumental, y en la cual cada instrumento tiene su parte protagonista.

Música clásica: música de cámara

Obertura

Composición instrumental concebida como introducción de una obra musical larga (especialmente una ópera o un oratorio), con la cual no suele estar relacionada temáticamente. También es llamada así a la composición instrumental derivada de la anterior pero destinada a ser una pieza de concierto independiente.

Música clásica: obertura

Ópera

Género de música teatral en el que una acción escénica es armonizada y cantada. Tiene acompañamiento instrumental, y los actores utilizan estilos poco comunes al cantar.

Música clásica: ópera

Poema Sinfónico

Obra de origen extra musical, de carácter poético literario, cuya finalidad es mover sentimientos y despertar sensaciones, o describir una escena mediante la música. Generalmente consta de un único movimiento y está escrito para orquesta, aunque puede ser para piano o para pequeñas formaciones instrumentales.

Música clásica: poema sinfónico

Polka

Baile de pareja originario del centro de Europa, de movimiento rápido y muy popular en el siglo XIX. También se llama así a la composición musical que acompaña a este baile, formada por un compás de dos por cuatro.

Música clásica: polka

Preludio

Pieza musical breve, usualmente sin una forma interna particular, que puede servir como introducción a los siguientes movimientos de una obra, usualmente más grandes y complejos.

Música clásica: preludio

Rapsodia

Pieza musical característica del romanticismo compuesta por diferentes partes temáticas unidas libremente y sin relación alguna entre ellas. Es frecuente que estén divididas en dos secciones, una dramática y lenta y otra más rápida y dinámica, consiguiendo así una composición de efecto brillante.

Música clásica: rapsodia

Réquiem (o Misa de réquiem)

Es un servicio litúrgico de la Iglesia católica en el que se ruega por las almas de los difuntos. Tiene lugar justo antes del entierro o en las ceremonias de conmemoración o recuerdo.

Música clásica: réquiem

Serenata

Forma musical que alcanzó enorme popularidad durante el siglo XVIII, y que fue concebida para orquesta de cuerda, de viento, mixta o conjunto de cámara. Se tocaba por la tarde, al anochecer, y su origen está en las baladas que los enamorados cantaban frente a las ventanas de la amada al atardecer.

Música clásica: serenata

Sinfonía

Tipo de composición musical para orquesta (aunque actualmente es común encontrar sinfonías para pocos instrumentos), dividida en cuatro movimientos, cada uno con un momento y estructura diferente. Son famosas las sinfonías de Haydn, Mozart y Beethoven en el período clásico.

Música clásica: sinfonía

Sinfonía concertante

Forma musical mezcla de los géneros sinfonía (no pone particularmente al solista como centro de atención) y concierto (tiene uno o más solistas).

Música clásica: sinfonía concertante

Sonata

Nombre dado a distintas formas musicales empleadas desde el período barroco hasta las experiencias más futurísticas de la música contemporánea. Según el modelo clásico, por sonata se entiende tanto una pieza musical completa como un procedimiento compositivo que utiliza dos temas generalmente contrastantes.

Música clásica: sonata

Suite

Forma musical compuesta por varios movimientos instrumentales breves, de carácter dancístico. Para que se mantenga la unidad interna, todos sus pasajes se componen en la misma tonalidad o en su relativo menor.

Música clásica: suite

Tarantela

Forma musical tradicional del sur Italia (conocida desde el XVII), particularmente vivaz, acompañada de una danza desenfrenada, que era tocada en ceremonias para curar a quienes se creía víctimas de mordedura de una araña legendaria, la tarántula.

Música clásica: tarantela

Tocata

Pieza de la música renacentista y música barroca para instrumentos de tecla, como el clave o el órgano, normalmente con una forma libre que en general enfatiza la destreza del intérprete. Menos frecuentemente se utiliza para referirse a trabajos para múltiples instrumentos.

Música clásica: tocata

Vals

Elegante baile musical (originario del siglo XII en Austria), cuya característica más significativa es que sus compases son de 3/4. En su origen tenía un movimiento lento, aunque ahora se ha convertido en una danza de ritmo vivo y rápido.

Música clásica: vals

Compositores Destacados

Muchos han sido los virtuosos musicales que han puesto su talento al servicio de la música clásica para brindarnos con exquisitas piezas que han trascendido con el paso de los años.

Música clásica

En esta sección, hemos incluído algunas pinceladas de los que consideramos los más representativos.

Wolfgang Amadeus Mozart

Poseedor de una facilidad técnica implacable, Mozart acuñó un exquisito trabajo orquestal y, por si eso no bastase, tuvo una segunda innovadora carrera en la composición de óperas. Es considerado el genio musical más talentoso de la historia musical, y quizás el genio más reconocible de la historia en general.

Wolfgang Amadeus Mozart

La calidad de sus melodías simplemente no tiene comparación: escribía partituras de orquestas enteras sin necesidad de realizar correcciones de ningún tipo, convirtiéndose sus borradores en la versión final de la obra. En su repertorio destacan 41 sinfonías, 27 conciertos de piano, 23 óperas, 18 sonatas de violín y el doble para el chelo.

Ludwig van Beethoven

A pesar de no tener la técnica de Mozart, los trabajos de Beethoven eran tan audaces e indestructibles que se dice que pueden sobrevivir a una mala interpretación. Se le considera como el principal precursor de la transición del clasicismo al romanticismo.

Ludwig van Beethoven

Los inicios de su carrera se basaron en seguir los pasos de Mozart y Haydn, con quienes comparte el título de ser uno de los mejores compositores de música clásica.

Johann Sebastian Bach

Bach supo combinar de maneja magistral la ingeniería musical y una profunda expresividad. En realidad no inventó ningún estilo o forma musical, pero perfeccionó absolutamente todos los que existían hasta la fecha.

Johann Sebastian Bach

Su dominio excepcional sobre la fuga lo pone por encima de todos los demás compositores (de hecho, es un estilo musical tan complicado de escribir que hasta Mozart y Beethoven odiaban componerlo). Bach lo improvisaba, y luego era capaz de escribirlo desde su memoria.

Otros compositores

Digamos que los tres anteriores son los que entran prácticamente en todas las quinielas como los considerados los mejores compositores de música clásica de la historia (aunque, evidentemente, no han sido los únicos).

Música clásica: compositores

Dicho lo cual, otros compositores destacados que también queríamos mencionar son: Frederick Chopin, Richard Wagner, Antonio Vivaldi, Piotr Ilich Chaikovski, Johann Strauss, Giuseppe Verdi, Igor Stravinski, Franz Peter Schubert y Joseph Haydn.

Deja un comentario