Selección de Chistes: Los Mejores Chistes Verdes

Selección de Chistes: Los Mejores Chistes Verdes

Tras nuestras anteriores entregas de selecciones de chistes (chistes cortos, chistes visuales y chistes de animales respectivamente), subimos notablemente la temperatura de esta sección de humor para deleitarnos una estupenda selección de chistes verdes que, seguro, te arrancarán más de una carcajada. ¿Cuál es tu favorito?

Los Mejores Chistes Verdes

¡No busques más! He aquí la mejor selección de chistes picantes que puedes encontrar en el ciberespacio.

No están todos (obviamente), pero sí los que nos han parecido los más desternillantes. ¡Disfrútalos!

1. Cortitos

Ya publicamos hace algún tiempo una estupenda selección de chistes cortos. En esta ocasión, te ofrezco una mini-selección de chistes cortos picantes.

Era un hombre que la tenía tan grande, tan grande, tan grande, que en vez de frenillo tenía ABS.


¿Qué diferencia hay entre “Lástima” y “Lastima”?
El tamaño.


– ¿Qué llevan los chinos entre las piernas?
– Un tirachinas.


– Oye, ¿te gustan las mujeres con muchas tetas?
– Pues la verdad es que con más de dos me dan asco.


– ¿Cómo se dice eyaculación precoz en chino?
– Uy yatá.


– ¡Jo, qué cansado estoy! ¿Queda mucho para llegar al útero? – le pregunta un espermatozoide a otro que corría junto a él.
– Pues claro, solo acabamos de pasar las amígdalas, o sea que…

2. La mente humana

En el colegio, en clase de matemáticas:

– A ver Jaimito. Si en un árbol hay 5 pájaros y le disparo a 2, ¿cuántos pájaros quedan?
– No queda ninguno señorita, porque con el ruido de los disparos se van todos.
– No es la respuesta que esperaba, Jaimito, pero me gusta como piensas.

Jaimito se queda pensando, ensimismado, y al rato dice:

– A ver, señorita, ahora le voy a hacer yo una pregunta. Van dos mujeres por la calle comiendo helado, una lo muerde y la otra lo chupa. ¿Cuál es la que está casada?
– No se Jaimito. ¿La que lo chupa?
– No señorita, la que lleva anillo, pero me gusta como piensa.

3. El burrito

El Doctor del pueblo una tarde decidió salir a dar un paseo cerca del río y allí se encontró una gran cola de hombres, casi todos los hombres del pueblo estaban allí. El Doctor, muerto de curiosidad, se les acerca y les pregunta que para que hacen cola. Uno le responde que para “copular”. Al tratarse del Doctor del pueblo, el último de la fila lo cuela una posición y, por respeto, todos hacen lo mismo hasta que el Doctor llega al río y allí se encuentra un burro.

El Doctor, después de pensar unos instantes, llega a la conclusión “¡Ahhh! Así es como se satisfacen estos hombres”. Así que se baja los pantalones y empieza a dar al burro por detrás. Al cabo de unos minutos, el segundo de la fila le pregunta:

– Doctor ¿le falta mucho?
– No, ahora mismo acabo. ¿Por qué lo pregunta?
– Lo que pasa es que necesitamos al burro para cruzar el río, ya que en el otro lado están las putas.

4. El preservativo

Un hombre entra a una farmacia:

– Quería un preservativo. Es que esta noche voy a cenar con la familia de mi novia. Llevamos unas semanas juntos y, después de esta cena, quizás… usted ya me entiende..
Mientras el farmacéutico iba a por el preservativo el hombre se queda pensando y dice:
– Bueno, mejor me pone dos, porque esta chica tiene una hermana que no está nada mal, igual cae también… ¡Nunca se sabe!
El farmacéutico va por otro preservativo y el hombre vuelve a cambiar de opinión:
– Bueno, mejor me va usted a dar tres, porque la madre es una cachonda que pone los cuernos a su marido y ya metidos en materia…

El hombre se va a casa y llega la hora de la cena. El hombre se la pasa comiendo sin quitarse la gabardina, con el cuello subido y la cabeza agachada. Al acabar, cuando han salido de la casa, va la chica y le dice:

– ¡Paco! no sabía que fueras tan tímido!
– Ni yo que tu padre fuera farmacéutico.

5. Entrañables ancianitos

Los abuelitos dan mucho juego en este tema, así que en esta sección he reunido algunos de los mejores chistes sobre la tercera edad.

Un anciano y una anciana se conocen en una fiesta para la tercera edad. Después de charlar un rato, deciden ir a un lugar más tranquilo, estacionan el vehículo y hacen el amor.

Finalizado el acto y mientras volvían, el anciano iba pensando:

– De haber sabido que era virgen, me la hubiera llevado a un lugar más cómodo.

La anciana, sentada en el asiento del copiloto, pensaba:

– De haber sabido que se le levantaba, me hubiese quitado las bragas.


De madrugada, un hombre de 80 años se despierta y va al cuarto de baño. Mientras orina, mira fijamente a su pene y le dice:

– ¿Te das cuenta cabroncete? Cuando tú lo necesitas, yo sí me levanto.


Un anciano va al médico y le dice:

– Doctor puede recetarme algo para tener sexo todos los días pero que no sea Viagra que tengo problemas de corazón.
– Pues no no puedo recetarle nada.
– Es que tengo un amigo que tiene 90 años como yo y tampoco puede tomar Viagra y dice que tiene sexo todos los días.
– Pues dígalo usted también.


Una pareja de ancianos están en la cama y ella le dice a su marido:

– ¡Pareces un teléfono móvil!
El anciano, orgulloso, responde:
– ¿Vibro mucho?
– No, al entrar al túnel se te cae la cobertura…

6. Primera vez

Un joven, preocupado tras su primera experiencia sexual, decide ir al médico a explicarle su situación:

– Mire, doctor, tengo un problema grave.
– Explíqueme de que se trata.
– Pues verá. Es que el otro dia tuve mi primera experiencia y, al llegar al orgasmo, eché un liquido blanco y viscoso.
– ¿Cual es el problema? ¿Que esperaba usted echar?
– ¡Joder! ¡Pues polvos, como todo el mundo!

7. El divorcio

El juez le pregunta a la mujer:

– ¿Y cuál es el motivo por el quiere divorciarse de su marido?
– Es que me trata como si fuera un perro.
– ¡¡¿¿Cómo??!! ¡¿Le maltrata?! ¡¿Le pega?!
– No, no. Quiere que le sea fiel.

8. La playa nudista

¿Cuál es el hombre más popular en una playa nudista?

El que puede llevar una taza de café en cada mano y una docena de donuts.

¿Y la mujer más popular de la playa nudista?

La que puede comerse el último donut.

9. Jugando al golf

Un par de mujeres estaban jugando golf. Cuando la primera de las dos salió, vio con horror como la pelota se dirigía directamente hacia unos hombres que estaban jugando en el siguiente hoyo. De hecho la pelota golpea a uno de los hombres, quien de inmediato juntó ambas manos en su entrepierna, cayó al suelo y procedió a rodar agonizante.

Golf

La mujer corrió hasta donde estaba el hombre e inmediatamente comenzó a pedir disculpas. Entonces la mujer le explicó que era quiropráctica y le ofrecía ayudarle a eliminar el dolor.

– Por favor, déjeme ayudarlo. Soy quiropráctica y se como quitarle el dolor, si usted me lo permite -le dijo al hombre muy preocupada.

Él accedió y ella gentilmente le separó las manos y lo acostó a un lado de ella, le desabrochó los pantalones y puso su mano adentro comenzando a masajear.

– ¿Se siente bien? – le preguntó la dama.
– ¡Ah! ¡Me siento fantástico! – le contestó el hombre – ¡Pero el dedo me sigue doliendo una barbaridad!

10. Diferencias

¿Cuál es la diferencia entre una novia, una amante y una esposa a la hora de hacer el amor?

La novia dice: -¡Ayyy me duele!
La amante dice: -¡Ayyy que placer!
Y la esposa dice: -¡Hayyy que pintar el techo!

11. Confesiones

Una pareja, a punto de mantener relaciones sexuales por primera vez:

– Paco, te tengo que confesar una cosa…
– Dime, cariño.
– No te enfades, pero no soy virgen…
– Ni yo San José, no te jode. ¿Pero a qué hemos venido aquí? ¿A hacerlo o a montar un Belén?

12. Antes del matrimonio

Dos amigos charlando en un bar:

– Juan, ¿tú hiciste el amor con tu mujer antes de casaros?
– Pues no, ¿y tú?
– Yo sí, pero no sabía que acabarías casándote con ella.

13. La pizzería

Entra un hombre a una pizzería, acompañado por dos señoritas y dice:

– Quería dos pizzas 4 quesos.
– ¿Familiares?
– No, son putas, pero les ha entrado hambre.

14. La entrevista

Estaba un granjero en una entrevista de trabajo:

– ¿Nombre?
– Manuel
– ¿Sexo?
– ¡Todos los días!
– No, señor, que si hombre o mujer.
– Hombre, mujer, cerdo, cabra o lo que se me cruce…

15. Madres e hijas

Las diversas situaciones entre madres e hijas adolescentes también dan muchísimo juego. Como muestra, los siguientes 3 chistes verdes.

Una jovencita llega corriendo a su casa:

– Mamá… creo que estoy embarazada…
– Pero hija mía ¿dónde tenías la cabeza?
– Pues entre el volante y el cambio de marchas…


Una madre a su hija:

– Hija mía… ¡dicen las vecinas que te estás acostando con tu novio!
– Mami, la gente es tan chismosa… Una se acuesta con uno cualquiera y ya les da por decir que es el novio.


Una joven adolescente a su madre:

– Mamá, mamá… ¡Ayer me follé a un tío y ya no soy virgen!
– Pues coge un limón verde y chúpalo.
– ¿Eso me va a devolver la virginidad?
– ¡No, pero te quitará la cara de puta viciosa que tienes!

Deja un comentario