Cuentos de Disney: Su Verdadera Historia

Cuentos de Disney: Su Verdadera Historia

Hoy veremos la verdadera historia existente tras los cuentos clásicos que, durante décadas, Disney ha ido llevando paulatinamente a la gran pantalla. ¿Eres de los que creen que los cuentos de hadas siempre tienen un final feliz? Si es así, quizás deberías echar un vistazo a este interesante artículo.

Blancanieves y los siete enanitos (1937)

Este cuento fue publicado por los Hermanos Grimm en el año 1812, y llevado al cine de la mano de Walt Disney en 1937. En la película (como en el cuento), la reina malvada tiene envidia de Blancanieves porque se da cuenta de que es más hermosa que ella, y por lo tanto intenta matarla. No obstante, en la película hay detalles escabrosos que se omiten para hacer el relato apto para todos los públicos.

Blancanieves

Su primer intento es contratar a un cazador para asesinarla, y le pide que le traiga sus pulmones y su hígado. El cazador no puede matar a Blancanieves, y le dice que huya. Es en ese punto donde se encuentra con los enanitos, que le permiten quedarse en su casa si les ayuda con las labores domésticas. Mientras tanto, el cazador le entrega a la reina los órganos de un jabalí, los cuales se come. La reina intenta matar a Blancanieves dos veces más con un corpiño y un cepillo, pero no tiene éxito. Finalmente, intenta matarla con la manzana envenenada. Al principio, todos creen que lo ha logrado, y los enanitos la ponen en un ataúd.

Blancanieves

De repente, llega un príncipe y se enamora de Blancanieves. Aunque cree que está muerta, le pide a los enanitos que le den el ataúd para que al menos la pueda ver el resto de su vida. Al llevársela, los sirvientes del príncipe tropiezan, y el movimiento consigue sacar el pedazo de manzana atascado de la garganta de Blancanieves. Ésta se despierta, y va al palacio del príncipe para casarse con él. Sin saber que se trata de Blancanieves, la reina va a la boda. Cuando llega, le obligan a ponerse unos zapatos de hierro al rojo vivo y bailar con ellos, hasta que cae muerta.

Pinocho (1940)

La película de Disney, del año 1940, está basada en el libro “Las aventuras de Pinocho”, escrito por el periodista y escritor italiano Carlo Collodi en 1882.

Pinocho

En este caso, el final de la historia cambia radicalmente. De hecho, en su versión original, Pepito Grillo terminó triturado porque Pinocho no quería escuchar a su conciencia. En cuanto al propio Pinocho, éste acaba ahorcado por el Zorro y el Gato, debido a sus desobediencias y constante mal comportamiento.

Cenicienta (1950)

Disney llevó al cine “Cenicienta” en el año 1950. Aunque nos centraremos en la versión de los hermanos Grimm (del año 1812), comentar que el cuento ha dado lugar a varias versiones. De hecho, una de las más conocidas en occidente, es la del francés Charles Perrault, que escribió en 1697 una versión de la historia transmitida mediante tradición oral. Anterior a ella es la del italiano Giambattista Basile, a través de su colección de cuentos de hadas “Pentamerón” (1634).

Cenicienta

A diferencia de la versión de Disney, en el cuento no hay una hada madrina, sino que es un árbol mágico que Cenicienta alimenta con sus lágrimas, y que le proporciona varias cosas (como un vestido). Además, Disney omite (al igual que en “Blancanieves”) varios detalles escabrosos de la historia original.

Cenicienta

Cuando el príncipe está buscando por todo el reino a la candidata que le encaje el pequeño zapato de cristal, la madrastra, presa de la envidia que siente hacia la joven Cenicienta, le dice a una de sus hijas que se corte un dedo del pie para que pueda ponérselo. Sin embargo, el príncipe se da cuenta del engaño, ya que ve que el zapato está lleno de sangre, así que la madrastra le dice a su otra hija que se corte el talón para que dar el pego y así casarse con el príncipe. Lamentablemente, la segunda muchacha también fracasa. Por otro lado, el sufrimiento no termina ahí para las hermanastras. En la boda de Cenicienta, deciden que quieren caminar hacia el altar con ella. A los aliados de Cenicienta (que en el cuento son pájaros y no ratones), tal cosa no les agrada demasiado, así que les picotean los ojos.

Alicia en el País de las Maravillas (1951)

La cuento original de Alicia fue creado por el británico Lewis Carroll en el año 1865, quien se inspiró en la hija de una familia de amigos llamada Alice Liddell. La historia fue llevaba al cine por Disney en 1951 y, en este caso, más que hablar de diferencias entre la película y el cuento, comentaremos distintos temas no aptos para niños a los que, según muchos, se hace referencia.

Alicia en el País de las Maravillas

Por un lado, con el paso del tiempo y tras realizar varios estudios, se llegó a la conclusión de que el cuento tenía varios símbolos masones propios de los illuminati. Por ejemplo, el vestido azul y el pelo rubio (que simboliza el sol), son los colores propios de la masonería.

Alicia en el País de las Maravillas

Además, la película ha estado asociada a la cultura de la droga desde la época hippie (en los años 60). De hecho, los que sostienen tal teoría, afirman que hay varias referencias al alcohol y a las drogas a lo largo de la película. Más concretamente, tendríamos:

  • Marihuana: por la interacción de varios personajes con el humo y por las flores parlantes.
  • Tabaco: ya que muchos personajes lo único que hacen es fumar.
  • Alcohol: “Bébeme” dice la etiqueta de un frasco cuyo líquido aumenta el tamaño de Alicia.
  • Hongos alucinógenos: en la escena de las mariposas.
  • Cocaína: por la hiperactividad en la mesa del sombrerero loco.
  • Metanfetamina: sus efectos estimulantes los refleja el conejo blanco.
  • Opio: por la oruga fumadora.

La Bella Durmiente (1959)

El cuento original se titulaba “Sol, Luna y Talía”, publicado por Giambattista Basile en el siglo XVII, formando parte de su libro de cuentos “Pentamerón” (1634). Por su parte, Disney llevó al cine “La Bella Durmiente” en el año 1959. Como veremos aquí, los cambios en la versión cinematográfica son bastante importantes.

La Bella Durmiente

Los hombres sabios del reino le dicen al Señor del castillo que su hija, Talía, corre peligro de clavarse una espina de lino. Por lo tanto, se prohíbe el lino en el reino. Sin embargo, Talía acaba encontrando una rueca, y usándola se clava una espina bajo su uña. Aparentemente, muere, y su padre deja el “cadáver” en una de sus propiedades en el bosque. Un día, un rey (que está casado) se encuentra con Talía e intenta despertarla. Como no lo consigue, la viola y la deja allí, sin saber que la había dejado embarazada. Meses después, Talía da a luz a dos niños mientras está dormida. Los niños son cuidados por hadas, que les colocan en los pechos de Talía para que se alimenten. En una de estas ocasiones, uno de los niños chupa el dedo de su madre y logra sacar la espina. Ella despierta y cría a sus dos hijos, a los que llama “Sol” y “Luna”.

La Bella Durmiente

Pasa el tiempo, y el rey que la había dejado embarazada se acuerda de Talía y va a verla. Allí, le cuenta lo que ha ocurrido, y ella acaba perdonándole por sus actos. Sin embargo, su esposa se entera de lo que ha pasado, e intenta cocinar a los hijos ilegítimos del rey y arrojar a Talía al fuego, aunque su plan no tiene éxito. De hecho, al final la esposa muere (es arrojada al fuego) y el rey toma a Talía como su mujer.

La Sirenita (1989)

El cuento original fue publicado por el escritor y poeta danés Hans Christian Andersen en el año 1837, siendo llevado al cine de la mano de Disney en 1989. Como veremos, en el cuento no se tiene piedad alguna de la pobre sirenita, que acaba verdaderamente mal.

La Sirenita

Para empezar, cuando llega a su mayoría de edad, su abuela le pone ocho ostras en la cola, que le muerden causándole un tremendo dolor. Por otro lado, en su trato con la bruja del mar, cambia la lengua (no su voz) por piernas. Además, la bruja le da pocas opciones: si consigue que el príncipe se enamore y se case con ella, vivirá y tendrá un alma inmortal; si el príncipe se casa con otra, se convertirá en espuma de mar. Pero aún hay más, pues una vez obtuvo sus ansiadas piernas, la sensación de la joven en tierra firme era como si estuviera pisando cristales rotos todo el tiempo.

La Sirenita

¿Y qué pasa en el verdadero final? Pues en él, no consigue el amor del príncipe, que le trata como una mascota y sólo le permite dormir frente a su puerta. Además, por si fuera poco, acaba casándose con otra. Mientras la sirenita se prepara para morir, sus hermanas salen del mar y le dan una navaja que les ha entregado la bruja: si mata al príncipe, volverá a tener una cola y podrá regresar al mar. Obviamente, no lo puede hacer, aunque no muere exactamente, sino que se convierte en una “hija del aire”, con la posibilidad de conseguir un alma inmortal si hace buenas obras durante 300 años.

La Bella y la Bestia (1991)

La primera versión publicada fue obra de la escritora francesa Gabrielle-Suzanne Barbot de Villeneuve, en 1740, aunque otras fuentes atribuyen a Gianfrancesco Straparola la recreación de la historia original, en 1550. En cuanto a la versión cinematográfica, ésta fue lanzada por Disney en el año 1991.

La Bella y la Bestia

Para empezar, en el cuento original no existen muchos de los personajes secundarios de la película, como Lumiere, Ding-Dong (el reloj) y la Señora Potts. Por lo tanto, la bestia vive sola en su castillo. Además, tampoco existen Gastón o Le Fou. Otros datos que se omiten son que Bella tiene tres hermanos y dos hermanas, y viene de una familia rica. Sin embargo, un día, el padre pierde su fortuna, y la familia es obligada a irse a un pueblo para vivir una vida más modesta.

La Bella y la Bestia

Conforme va avanzando la trama, la bestia permite a Bella ir va a ver su familia, con la promesa de solo quedarse una semana. Las hermanas malvadas de Bella se escandalizan al ver a su hermana viva y vestida con ropa elegante, y confeccionan un plan para convencer a Bella de que se quede más tiempo y rompa su promesa (pretendiendo con ello que la bestia se enfurezca y acabe comiéndosela). Al final, cuando el hechizo se ha roto, la bruja lleva a la familia de Bella al castillo, y transforma a sus hermanas en estatuas de piedra, colocándolas frente al castillo para que puedan ver la felicidad de Bella hasta que asuman sus propios defectos.

El Jorobado de Notre Dame (1996)

La historia original está basada en la novela de Víctor Hugo llamada “Nuestra Señora de París”, del año 1831, mientras que Disney la llevó al cine en 1996 con la película “El Jorobado de Notre Dame”.

El Jorobado de Notre Dame

Aquí hay varios matices distintos. Por ejemplo, cuando Esmeralda es inculpada y ejecutada por la muerte de Febo, Quasimodo empuja a Frollo (el verdadero culpable) desde lo alto de la catedral. Además, se encierra en la Cripta de Esmeralda, donde años más tarde se encuentran sus esqueletos abrazados.

Tiana y el Sapo (2009)

La película de Disney, del año 2009, está basada libremente en el libro “La princesa rana”, publicada por la escritora estadounidense E. D. Baker en 2002.

Tiana y el Sapo

El detalle escabroso del cuento original, omitido deliberadamente por Disney (y no me extraña), es que, para que el sapo se transforme en el príncipe azul soñado por todas las mujeres, no es suficiente con un beso, sino que es necesario golpearlo, quemarlo y decapitarlo.

Enredados (2010)

La historia de Rapunzel fue creada por Giambattista Basile en su obra “Petrosinella”, del año 1634. Los hermanos Grimm escribieron otra versión dos siglos después, basándose en la original (hablaremos de las dos versiones). En cuanto a Disney, su versión cinematográfica data del año 2010, con la película “Enredados”.

Enredados

En ambos cuentos, la madre de Rapunzel siente tanto deseo por las hierbas frescas del jardín de al lado de su casa, que las roba. Como castigo, tiene que entregar su hija al dueño de las hierbas (en el cuento Grimm, una bruja, en el cuento Basile, un ogro). Rapunzel es mandada a vivir en una torre completamente sola, con la única visita de la bruja o el ogro en contadas ocasiones. Con el tiempo conoce a un príncipe, se enamoran y pasan las noches juntos.

Enredados

En la versión de Basile, Rapunzel y el príncipe deciden escaparse. El ogro se da cuenta y los persigue, pero Rapunzel usa nueces mágicas para detenerle. Un lobo le mata, y los enamorados viven felices para siempre. En la versión Grimm, Rapunzel se queda embarazada, y la bruja le corta el pelo y la echa de la torre, dejándola en un desierto, donde da a luz a gemelos. Luego, engaña al príncipe con el pelo de Rapunzel y éste salta de la torre, cayendo en una cama de espinas y quedándose ciego. Tras varios años, Rapunzel y los niños se encuentran con el príncipe, y sus lágrimas le curan. Finalmente, viven felices para siempre.

Deja un comentario