CHISTES PICANTES 😂 [Los 21 CHISTES más ATREVIDOS]

¿Te gustaría ver este vídeo? Pincha aquí:

¿Te quedaste con ganas de más tras nuestra anterior entrega de «chistes verdes»? Si es así, no te preocupes, porque aquí te ofrecemos otra estupenda selección con los chistes picantes más atrevidos que podemos encontrar en el ciberespacio. ¿Cuál es tu favorito? No te lo quedes para ti e indícanoslo en los comentarios.

Los Chistes Picantes Más Atrevidos

¡Y lo prometido es deuda! A continuación, los 21 chistes picantes más atrevidos del mundo mundial. Como verás, en realidad hay bastantes más de 21 (más diversión), ya que algunos chistes los hemos agrupado por temáticas. ¡Disfrútalos!

1. Cortos

Aunque ya publicamos hace algún tiempo una estupenda selección de chistes cortos graciosos, aquí te ofrecemos una mini-selección con algunos chistes guarros cortos de lo más divertidos.

Reloj de arena

– ¿Quién descubrió el fuego?
– Pinocho, mientras se masturbaba


– Mamá, mamá, ¿cómo se explica que papá sea negro, tú blanca y yo amarillo?.
– Mira chaval, si supieras la orgía que se montó ese día, lo que me extraña es que no ladres…


Le dice un clítoris a otro:
– Oye, que me han dicho que ya no te corres…
– ¡BAH!, eso son las malas lenguas.


– Qué le dice la leche al cacao?
– ¡Échame polvos, que estoy calentita!


– Eh, tú. ¡LA CHUPA, O LA VIDA!
– La chupo, la chupo.


– ¿Cuáles son las mujeres que mejor conocen su cuerpo?
– Las que se masturban, porque lo conocen «al dedillo».


– Amor, está lloviendo y la ropa está tendida. ¿Me la metes?
– ¡Hay que ver cómo eres! ¡La ropa mojándose y tú solo pensando en sexo!


La primera vez de la mujer es como el dolor de muelas:
¡Le duele, pero no quiere que se la saquen!


El Lobo a Caperucita:
– ¡Caperucita! ¡Te voy a comer lo que no te ha comido nadie!
– Pues como no sea la cestita…


– La zanahoria es buenísima para la vista.
– ¿Ah, sí?
– Sí, ayer me metí una en el culo y me hizo ver hasta las estrellas.


– ¿En qué se diferencian las mujeres de las niñas?
– A las niñas las llevas a la cama y les cuentas un cuento, y a las mujeres les cuentas un cuento y luego te las llevas a la cama.


Una mujer va a la consulta del ginecólogo:
– Doctor, ¿qué quiere decir con eso de que mi hija tiene un ventilador en los ovarios?
– No, señora. Lo que he dicho es que a su hija se la han ventilado uno o varios.

2. Abuelitos

Por supuesto, los ancianitos y sus ocurrencias no podían faltar en este estupenda selección de chistes verdes. Como muestra, a continuación veremos algunos de los mejores chistes sobre la tercera edad.

Ancianos riéndose

Una pareja de ancianos y le dice el señor:
– Cariño, ¿dónde quieres que hagamos hoy el amor?
– ¡En el suelo!
– ¿Y por qué en el suelo?
– ¡Pues para sentir algo duro!


– ¿A ti cómo te gustan los huevos, abuela?
– ¿A mí? ¡Que me reboten en la barbilla!


Dos señores mayores conversando:
– ¿Prefieres el sexo o la Navidad?
– ¡Sexo, claro! Navidad hay todos los años.

3. Inocencia juvenil

Aunque para ellos no tienen las mismas connotaciones que para nosotros, está claro que los niños y la franqueza que demuestran en ocasiones (como, por ejemplo, los chistes de Jaimito), dan para mucho juego en el terreno sexual y del humor en general.

Inocencia juvenil

– Mamá, ¿la luz se come?
– No hijo, ¿a qué viene esa pregunta?
– Porque anoche oí a papá decir: «María, apaga la luz que te la vas a tragar entera».


– ¿Qué hay entre las piernas de mami, papi?
– El paraíso.
– ¿Y entre las tuyas?
– Las llaves del paraíso – responde orgulloso.
– ¡Pues cámbialas, porque el vecino ha hecho copias!


– Mamá, mamá, ¿la luz se come?
– No hija, por qué me lo preguntas.
– Porque Papá le esta diciendo a la criada: apaga la luz y métetela en la boca.

4. Maridos y mujeres

¡Un clásico! Las relaciones de pareja son, por supuesto, algunas de las situaciones que más se prestan a este tipo de chistes picantes. Como muestra, a continuación veremos algunos ejemplos graciosísimos.

Pareja en la cama

El marido le dice a su mujer:
– Cariño, avísame cuando tengas un orgasmo..
– Pero, mi amor, me dijiste que no podría llamarte al trabajo.


Un hombre está revisando las facturas y le dice a su mujer:
– Patricia, si supieses cocinar nos ahorraríamos un dineral en la cocinera.
– Sí Manolo ¡Y si tú supieses hacer el amor nos ahorraríamos un dineral en el jardinero!


El marido entra con mucho cuidado en la cama y le susurra dulce y apasionadamente al oído de su mujer:
– Estoy sin calzoncillos…
Y la mujer le responde:
– Mañana te lavo unos.


Conversación de pareja:
– María, cómeme la polla.
– Pero, ¿no te acuerdas que soy vegetariana?
– Vale, pues cómeme el nabo.

5. Entre amigas

Como no podía ser de otra forma, las amigas y sus confesioneschismorreos también tienen un lugar destacado en nuestra fantástica selección. A continuación, algunos de los chistes verdes más divertidos de este tipo.

Dos amigas chismorreando

Dos amigas están en una fiesta y una le dice a la otra:
– Que aburrida está la fiesta ¿no?
– Pues si tía, yo cuando encuentre mis bragas me voy a casa.


Dos amigas hablando:
– Tía, lo que más odio de mi marido es que empiece a contarme un chiste y me deje a medias.
– Pues yo al contrario, que me deje a medias y, ¡me cuente un chiste!


Dos amigas hablando de sus maridos:
– Mi marido es tocólogo.
– Pues el mío es meteorólogo.
– ¡Que suerte tienen algunas!


Una chica, bastante estresada, a una amiga suya:
– Uff tía, tengo que ir con mucho cuidado para no quedarme embarazada.
– Oye, ¿pero tu marido no se acaba de hacer la vasectomía?
– Pues por eso tía, por eso…

6. Tecnología china

Paco , un andaluz de viaje en Japón, se compra un par de gafas de tecnología punta que permiten ver a la gente sin ropa.
Se las pone y ve pasar a una y a otra.
Todas sin ropa. estaba encantado.
Se las pone, sin ropa.
Se las quita, vestidas.
Se las pone, sin ropa.
Se las quita, vestidas.
¡Por Dios, que maravilla!
Incluso adelanta el viaje de vuelta a casa para enseñarle a su mujer la novedad.
En el avión, se siente enloquecido viendo a las azafatas en pelota picada.
Se las pone, sin ropa.
Se las quita, vestidas.
Se las pone, sin ropa.
Se las quita, vestidas.

Tecnología made in China

Cuando llega a casa, y antes de abrir la puerta, se coloca las supergafas, para ver sin ropa a su mujer Luisa .
Abre la puerta y allí está ella, su querida esposa, con Pedro, su mejor amigo.
En el sofá. ¡sin ropa!
Se quita las gafas, sin ropa.
Se pone las gafas, sin ropa.
Se las quita… sin ropa.
Se las vuelve a poner… sin ropa.
Y no puede evitar un grito desgarrador:
– ¡¡Me cagontó!! ¡¡Nuevas y ya no funcionan!! ¡¡Chinas tenían que ser!!

7. Agua bendita

Un grupo de monjitas va pasando por delante de San Pedro para entrar al cielo. Entonces éste le pregunta a la primera:
– Hermana Verónica, ¿ha tocado usted un miembro masculino alguna vez?
Ella le contesta que sí, pero que sólo lo tocó con un dedito.
– Pues hermana, lávese el dedo aquí en el agua bendita, y luego entra.
A la segunda monja le hace la misma pregunta, y ella le responde que sí pero sólo con la mano.
– Entonces… Hermana Gertrudis, lava la mano en el agua bendita, y entra.

Agua bendita

De pronto llega corriendo y empujando la hermana Maripuri y se coloca al frente de la fila.
– ¿Por qué tanto apuro, hija mía?», le pregunta San Pedro.
Y la hermana responde:
– Porque si tengo que hacer gárgaras con esa agua bendita, quiero hacerlo antes de que la hermana Remigia se lave el culo.

8. Sabelotodo

Es el primer día de clases, y la maestra presenta a Susuki, hijo de un empresario japonés, a los chicos de
sexto grado:
La maestra les dice:
– Empecemos repasando un poco de historia americana. ¿Quién dijo ‘Denme la libertad o denme la muerte’?
La clase se quedó callada, excepto por Susuki: ‘lo dijo Patrick Henry,1775’
– Muy Bien! ¿Quién dijo ‘el gobierno del pueblo, para el pueblo no debe desaparecer de la faz de la tierra’?
De nuevo, ninguna respuesta de la clase, salvo Susuki: ‘Abraham Lincoln, 1863’
La maestra, asombrada, les dice:
– Chicos, debería darles vergüenza. Susuki, que es nuevo en nuestro país sabe más de nuestra historia que vosotros…

Sabelotodo
La maestra alcanza a escuchar un susurro: ‘a la mierda con los malditos japoneses!’
– ¿Quién dijo eso? Preguntó la maestra…
Nuevamente Susuki levanta su mano y dice: ‘General Mc Arthur, 1942 y Lee Iacocca, 1982’.
La clase queda muda y uno de los chicos alcanza a decir: ‘Voy a vomitar…’
La maestra trata de ver quién fue el irrespetuoso:
-Ya está bien, ¿Quién dijo eso?
Y Susuki dice ‘George Bush padre al Primer ministro japonés, 1991’
Uno de los alumnos, animado, le grita desde el fondo: ‘Chúpate esa!’
Susuki, casi saltando en su silla, le dice a la maestra: ‘Bill Clinton a Mónica Lewinsky. 1997’!

9. Pobre iluso

Un tío va al médico y le comenta:
– Doctor, tengo el siguiente problema: cuando hago el amor con mi mujer, me da la impresión de que no siente nada. Algunas veces incluso se duerme… ¡figúrese!
– Eso tiene una explicación científica. Algunas mujeres cuando se excitan se acaloran tanto, que les es imposible sentir nada. Trate de hacerle el amor y abanicarla al mismo tiempo.
– ¡Gracias, Doctor!

Mujer abanicándose

Y esa noche así lo hizo, pero cuando atendía al abanico, no atendía a lo otro. Así que contrató a un negro para que la abanicase, mientras él le hacía el amor.
– Dale, negro. ¡Abaníca!. ¿Sientes algo ahora, mi amor?
– No, nada.
– ¡Más fuerte, negro!. ¡Carajo!. ¿Y ahora, cariño?.
– Nada, nada…
– A ver, negro. Dame para acá el abanico y tú dale a ella.
El negro se pone encima de la mujer y empieza con lo suyo, mientras el marido la abanicaba.
– ¿Y ahora, amor, sientes algo?
– ¡¡¡Sííííí… ahora sííííí… ahhhh… AHHHH…!
– ¿Ves, negro? ¡Así se abanica!

10. La ordeñadora

Un granjero compra una ordeñadora para las vacas, y mientras ordeña, piensa que con el movimiento que hace en las tetillas se puede hacer una buena paja, así que se saca el cacharro por la bragueta y lo mete en la chupadora de la tetilla.

Ordeñadora

Entonces se corre hasta seis veces, pero cuando se cansa no puede sacar la picha. Saca el móvil, y llama al servicio técnico para preguntar cómo demonios se para la ordeñadora. El del servicio técnico le contesta:
– Tranquilo, a los 25 litros se para sola.

11. Superhéroes

Superman volaba por el cielo necesitado, cuando vio a la Mujer Maravilla tomando el sol en la terraza sin ropa y con las piernas abiertas. Superman pensó:
– Esta es la mía, pero para que nadie me vea lo voy a hacer rápido con mi súper velocidad y nadie se dará cuenta de que fui yo.
Superman se tiró con toda su fuerza y rápido lo hizo.

Superman volando a gran velocidad

La Mujer Maravilla, sorprendida, preguntó:
– ¿Qué pasó?
El hombre invisible, extrañado, respondió:
– No lo sé, pero me quedó el culo muy dolorido.

12. Esquiando

Llega uno de Lepe a una estación de esquí en Suiza, y ve un cartel informando de las condiciones de la nieve:
– Neuchatel: 14 cm, blanda.
– Lausanne: 19 cm, escurridiza.
– Sachanffhausen: 15 cm, sólida.

Hombre esquiando
Al leerlo, el de Lepe, va y escribe debajo:
– Suso López: 24 cm, dura como una piedra.

13. El mecánico

– ¡Papá, Papá! Ayer salí con mi nuevo novio mecánico y me dijo algo que no entiendo. Me dijo que tengo un lindo chasis y dos bellos amortiguadores, aparte de dos fabulosos paragolpes.

Mecánico trabajando en un coche
El padre le contesta:
– Dile a tu novio, que si abre el capo y mide el aceite del motor, ¡le rompo el tubo de escape!

14. Vida amorosa

– ¿Cómo va tu vida amorosa amigo mío?
– Pues como la Coca-Cola.
– ¡Como la Coca-Cola! y ¿y eso cómo es?
– Pues primero Normal, después Light y ahora Zero.

Latas de cocacola

15. El consolador

– ¡Muy buenas! Vengo a comprar un consolador, que se me ha estropeado el que tenía.
– ¿Y cómo lo quería?
– ¡Pues como a un hijo!

Consolador antiguo

16. La picadura

– Doctor, a mi amigo le ha picado una víbora en el pene, ¿qué hago?
– Chupar y sacar el veneno
– ¡¡¡Oye!!! ¿Qué dice el Doctor?
– Que te vas a morir.

Avispa sobre el dedo de un humano

17. Examen de próstata

Un ciego, durante el examen de la próstata:
– Disculpe doctor, ¿puedo agarrar su pene mientras me examina?
El doctor sorprendido le pregunta:
– ¿Por qué quiere agarrar mi pene? ¿Es usted homosexual?
– No. Es sólo para asegurarme de que lo que me está metiendo es el dedo.

Próstata

18. Leggins

La Mari va al mercadillo y al volver a casa le dice a su marido:
– Cariño, me he comprado unos leggins.
– ¿Qué marca?
– ¡To’l coño!

Mujer con leggins

19. La novia infiel

– Ayer tu novia me pidió que la ayudara a quitar una telaraña y cuando me agaché me la chupó.
– ¿¿¿Te la qué???
– Telaraña.

Telaraña

20. Funcionario

Una señora en la comisaría:
– ¡Inspector! ¡Inspector! Me acaba de violar un funcionario.
– Pero… ¿cómo sabe usted que era un funcionario?
– Porqué tuve que hacerlo todo yo.

Personas con bolígrafos e intercambiando documentos

21. La confesión

Una mujer acude a la iglesia para confesarse:
– Padre, anoche mi primo me hizo suya.
– Contra tu voluntad?
– No… contra la pared.

Cura

¿Te ha gustado el artículo?
Para ver otros contenidos de esta temática, pincha aquí: [Humor]
Humor
¿Te gustaría ver más contenidos como estos?
Pincha aquí y coméntanos:
Canal de Youtube de Webipedia HD

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Webipedia HD.
  • Finalidad  Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  Webipedia HD.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.