Alejandro Magno: Cosas que no Sabías

Alejandro Magno: Cosas que no sabías

Tiempo para la historia, en este caso, para conocer un poquito mejor a Alejandro Magno, considerado por muchos como el más grande genio militar del mundo antiguo. Antes de pasar a ver el listado de curiosidades que rodearon su vida, veamos algunos de sus datos más destacados.

Tabla de contenidos

Alejandro

Alejandro III de Macedonia nació en julio del año 356 a.C. en Pella, la capital del reino de Macedonia (o al menos eso es lo que se cree, según el historiador Plutarco). Se convirtió en rey a la edad de 20 años cuando su padre, el rey Filipo II de Macedonia, fue asesinado en el 336 antes de Cristo.

Alejandro Magno

Bajo su mando se conquistaron territorios que se extendían desde Grecia hasta Egipto, pasando por lo que hoy es Turquía, Irán y Pakistán, creando uno de los mayores imperios de la historia antigua. Es recordado por su habilidad táctica, sus conquistas, y la propagación de la civilización griega hacia el oriente, combinando sus exitosas campañas en los campos de batalla con una brillante estrategia en la edificación de su reinado. Pasó 13 años de su mandato unificando a Oriente y Occidente a través de la fuerza militar y el intercambio cultural.

Campañas de Alejandro Magno

La reputación de Alejandro creció tan rápido que, al momento de su muerte, a la edad de 32 años, era visto como un ser con características de una divinidad.

Curiosidades

En esta sección, veremos las curiosidades más impactantes que rodearon a la figura histórica de Alejandro Magno.

1. Tres deseos

Encontrándose al borde de la muerte, Alejandro convocó a sus generales y les comunicó sus tres últimos deseos:

  1. Que su ataúd fuese llevado en hombros y transportado por los propios médicos de la época.
  2. Que los tesoros que había conquistado (plata, oro, piedras preciosas, etc.) fueran esparcidos por el camino hasta su tumba.
  3. Que sus manos quedaran balanceándose en el aire, fuera del ataúd, y a la vista de todos.

Alejandro Magno

Uno de sus generales, asombrado por tan insólitos deseos, le preguntó a Alejandro cuáles eran sus razones. Alejandro contestó al general:

  1. Quiero que los más eminentes médicos carguen mi ataúd para así mostrar que ellos no tienen, ante la muerte, el poder de curar.
  2. Quiero que el suelo sea cubierto por mis tesoros para que todos puedan ver que los bienes materiales aquí conquistados, aquí permanecen.
  3. Quiero que mis manos se balanceen al viento, para que las personas puedan ver que vinimos con las manos vacías, y con las manos vacías partimos.

2. Nudo gordiano

Cuenta la leyenda que en el año 333 a.C. deshizo el nudo gordiano del rey Midas. Se decía que quien lo deshiciera gobernaría toda Asia. Él lo hizo con un golpe de espada.

Alejandro Magno cortando el nudo gordiano

3. Hefestión

El noble y general Hefestión acompañó a Alejandro Magno en todas sus batallas durante la mitad de su vida. A su muerte, Alejandro Magno se emborrachó y mandó hacer una gran hoguera para “quemar el cielo”. Al día siguiente, prohibió la música en todo el imperio. Después de esta muerte, Alejandro comenzó a mostrar signos de megalomanía y paranoia.

Alejandro Magno y Hefestión

4. Barajas de cartas

En la baraja de cartas americana hay cuatro reyes: el de picas, corazones, diamantes y tréboles. ¿Quiénes son? El rey David, Carlomagno, Julio César y Alejandro Magno.

Reyes de la baraja

5. Formado por Aristóteles

Muy pocos pudieron decir en la época que Aristóteles fue su mentor. El padre de Alejandro Magno, Filipo II de Macedonia, tenía una misión para él, formarlo para gobernar con claridad y determinación. Por eso lo puso en manos de uno de los mejores. Contrató a Aristóteles, uno de los filósofos más grandes de la historia, para educar al príncipe de entonces 13 años. Poco se conoce sobre el periodo de tiempo de la tutela de Alejandro. Algunos historiadores estiman que fue un periodo de apenas dos o tres años, y otros dicen que siete u ocho.

Aristóteles

Como estudiante de Aristóteles, el templo de las ninfas en Mieza sirvió como su salón de clases. Aristóteles educó Alejandro y sus compañeros en la medicina, la filosofía, la moral, la religión, la lógica y el arte. Otro de sus educadores fue Leonidas de Epiro.

6. Iron Maiden

El grupo de heavy metal Iron Maiden tiene una canción que narra la vida del rey macedonio. Se llama “Alexander the Great” (Alejandro el grande).

Canción "Alexander The Great" de Iron Maiden

7. Sin nariz

Julio César y Octavio Augusto eran seguidores del rey macedonio. Se dice que Octavio quiso poner una corona en la imagen de Alejandro Magno en la tumba. Cuando lo hizo le rompió sin querer la nariz al busto.

Busto de Alejandro Magno

8. Tres mujeres

Alejandro Magno tuvo tres esposas: Roxana, Statiera y Parysatis.

Alejandro Magno y las princesas persas

9. Teorías conspiratorias

No se sabe a ciencia cierta como murió Alejandro Magno, aunque hay numerosas teorías conspiratorias. A su muerte, fueron generales quienen asumieron su trono.

Alejandro Magno en cama

10. Diógenes

Según la leyenda, cuando aún era príncipe de Grecia, Alejandro trató al famoso asceta Diógenes, el Cínico, que rechazaba las sutilezas de la sociedad común y dormía en una gran vasija de barro. Alejandro se aproximó al pensador en una plaza pública, y le preguntó si había alguna cosa que deseara. “Sí”, respondió Diógenes, “apártate, me estás bloqueando el sol”. Alejandro quedó tan impresionado con la respuesta del pensador que supuestamente le dijo “Si no fuera Alejandro, me gustaría ser Diógenes”.

Diógenes y Alejandro Magno

11. Invicto

Las tácticas y estrategias usadas en los campos de batalla por Alejandro Magno, son estudiadas en academias militares en la actualidad. Desde su primera victoria a los 18 años, Alejandro se hizo con la reputación de liderar a sus hombres en batalla con una velocidad impresionante, logrando que fuerzas en un número reducido alcanzaran y rompieran las líneas enemigas antes de que pudieran reaccionar. Se mantuvo invicto durante 15 años de conquistas.

Incendio de Tebas por las tropas de Alejandro Magno

12. Batallas

Después de garantizar su poder en Grecia, en el 334 a.C., Alejandro cruzó Asia (actual Turquía), donde resultó vencedor en una serie de batallas contra los persas comandados por Darío III. La pieza central de la fuerza de combate de Alejandro era la falange macedónica, cuyas unidades combatían a los espadachines persas con picas de 4 a 5 metros de largo conocidas como sarisas.

Falange macedónica

13. Fundador de ciudades

Alejandro solía celebrar sus victorias fundando decenas de ciudades, generalmente construidas en torno a fuertes militares antiguos, que invariablemente eran llamadas “Alejandría”. De hecho, fundó más de 60. La más famosa de ellas, fundada en la desembocadura del Nilo en el 331 a.C., es actualmente la segunda ciudad más grande de Egipto. Otras Alejandrias siguen el rastro de los avances de sus ejércitos a través de la actual Turquía, Irán, Afganistán, Tayikistán y Pakistán.

Alejandría

14. Bucéfala

Aunque, como sabemos, Alejandro solía rebautizar las ciudades conquistadas como “Alejandría”, cuando tuvo lugar la victoria más costosa de la campaña de Alejandro en la India, cerca del sitio de la Batalla del Hidaspes, él fundó la ciudad Bucephala (o Bucéfala). Este nombre fue elegido en homenaje a su caballo favorito, Bucéfalo, un caballo salvaje que domó a los nueve años, y que sufrió una herida fatal en batalla.

Alejandro Magno y Bucéfalo

15. Amor a primera vista

Tras la espectacular captura de la fortaleza de la Roca Sogdiana en el 327 a.C., Alejandro, con entonces 28 años, se encontraba examinando a sus prisioneros cuando, Roxana, la hija adolescente de un noble bactriano, llamó su atención. Después, en una ceremonia tradicional, el monarca cortó un trozo de pan en dos con su espada y lo compartió con su nueva novia. Pocos meses después de la muerte de Alejandro, Roxana dio a luz a un niño, Alejandro IV, el único hijo de la pareja.

Roxana y Alejandro Magno

16. Olor

En las “Vidas paralelas”, una obra escrita cuatro siglos después de la muerte del conquistador griego, el historiador Plutarco relata un “olor muy agradable” emanado por la piel de Alejandro, y que su “aliento y su cuerpo estaban tan perfumados que sus vestimentas quedaban impregnadas por su aroma”.

Estatua de Alejandro Magno

De hecho, esa preocupación por oler bien era parte de una tradición iniciada durante la vida de Alejandro en la que se le atribuían rasgos divinos. El propio Alejandro se llamó a sí mismo abiertamente “hijo de Zeus” durante una visita al oasis de Siwa en el 331 a.C.

17. Vestuario persa

Tras seis años de incursiones cada vez más profundas en el Imperio Persa, en el 330 a.C. Alejando conquistó Persépolis, que desde siglos antes era considerada el centro cultural persa. Entendiendo que la mejor manera de mantener el control de los persas era actuando como uno de ellos, Alejandro comenzó a vestir la túnica rayada, el cinturón, la corona y el vestido de los reyes persas, para el entero disgusto de los puristas culturales en Macedonia.

Estatuas de Bucéfalo y Alejandro Magno

En 324 a.C., Alejandro realizó una boda colectiva en la ciudad persa de Susa, donde forzó a 92 líderes macedonios a tomar esposas persas, casándose él mismo con dos.

18. Muerte misteriosa

La causa de la muerte de Alejandro sigue siendo uno de los mayores misterios de la historia. En el 323 a.C., Alejandro Magno enfermó después de dejar caer una taza de vino en una fiesta. Dos semanas después, el gobernante de 32 años había muerto. Tomando en cuenta que el padre de Alejandro había sido asesinado por su propio guardaespaldas, rápidamente las sospechas recayeron en los más cercanos a Alejandro, especialmente sobre su general Antípatro, y en Casandro (hijo de Antípatro), que acabaría por ordenar el asesinato de la viuda y del hijo de Alejandro. Algunos biógrafos antiguos llegaron a especular que Aristóteles, que tenía relaciones con la familia de Antípatro, pudo estar involucrado en la muerte de su antiguo pupilo.

Sarcófago de Alejandro Magno

En tiempos modernos, médicos especialistas han especulado que la malaria, infección pulmonar, insuficiencia hepática o la fiebre tifoidea pudieron hacer que Alejandro sucumbiera ante la muerte. También se dice que murió por el virus del Nilo, una enfermedad que se desconocía en tiempos antiguos, transmitida por un mosquito.

19. Preservación del cuerpo

Plutarco relata que el cuerpo de Alejandro inicialmente fue tratado en Babilonia por embalsamadores egipcios, pero según el egiptólogo victoriano A. Wallis Budge, los restos mortales de Alejandro fueron inmersos en una tina con miel para evitar la putrefacción.

Preservación del cuerpo de Alejandro Magno

Uno o dos años después de la muerte de Alejandro, su cuerpo fue enviado de regreso a Macedonia, para ser interceptado y enviado a Egipto por Ptolomeo I, uno de sus antiguos generales. Al controlar el cuerpo de Alejandro, Ptolomeo I pretendía ser visto como su sucesor.

20. Ojos

Los ojos de Alejandro eran uno azul y otro marrón. Esta condición se denomina heterocromía, una característica ocular en la cual un iris es de un color diferente del otro.

Alejandro Magno

21. Físico

Se dice que era físicamente hermoso, con un cutis blanco, aunque no era muy alto. También se dice que tenía una voz áspera y que sufrió de un trastorno congénito escoliótico (cuello torcido y deformidad de la columna), como su padre Felipe II y su hermano Felipe Arrideo.

Alejandro Magno

22. Coincidencias

Alejandro Magno y Julio César nacieron ambos en el mes de julio y los dos eran epilépticos.

Estatua de Julio César

23. Personalidad

Los más representativos rasgos de la personalidad de Alejandro fueron su temperamento violento y temerario, asi como su naturaleza impulsiva. Además, tenía un gran carisma, lo que lo convirtió en un gran líder.

Llegada victoriosa de Alejandro Magno

24. El saber

Alejandro tenía un gran deseo por el conocimiento, amaba la filosofía y era un ávido lector. Desarrolló una gran pasión por las obras de Homero, y en particular la Ilíada (de hecho, Aristóteles le dio una copia anotada, que Alejandro llevaba consigo en sus campañas).

Pintura sobre Alejandro Magno

25. La primera batalla

La primera participación de Alejandro en una batalla importante fue durante la batalla de Queronea en el 338 a.C. Fue la mayor victoria de su padre, el rey Filipo de Macedonia.

Batalla de Queronea

VÍDEO

Para ver el vídeo relacionado con este artículo, pincha aquí:

Deja un comentario