Asesinos en Serie: Zodiac

Asesinos en Serie: Zodiac

Continuando con nuestro ciclo de asesinos en serie, en esta ocasión profundizaremos en todo lo acontecido durante los crímenes perpetrados por el Asesino del Zodíaco (Zodiac), el cual, al igual que Jack “El Destripador”, pasó a la historia por burlar a policías e investigadores, y cuya identidad sigue sin resolverse a día de hoy.

Zodiac

El Asesino del Zodíaco fue un asesino en serie que acechó el norte de California entre diciembre de 1968 y octubre de 1969. En una carta supuestamente suya, confesó el asesinato de 37 víctimas, aunque las únicas confirmadas fueron 4 hombres y 3 mujeres, atacadas éstas en Benicia, Vallejo, Lake Berryessa y San Francisco. De las mismas, sólo 2 sobrevivieron para dar pruebas sobre la identidad del asesino, aún desconocida.

Criptograma de Zodiac

Se estimó que “Zodíaco” o “Zodiac” (así era como él mismo se denominaba) tendría entre 20 y 30 años en el momento de sus crímenes. También que era blanco, corpulento, de pelo castaño, que tenía conocimientos sobre lenguajes cifrados, y que poseía una gran inteligencia.

Zodiac

A finales de 2003 el caso del Zodíaco tuvo un impactante descubrimiento, ya que las huellas de la famosa carta del Zodíaco no coincidían con las huellas de Arthur Leigh Allen, el sospechoso principal del caso, aunque todas las pistas apuntaban a él. Finalmente, por falta de pruebas, Leigh Allen nunca llegó a ser condenado. Falleció en 1992, a la edad de 58 años, por lo que el caso quedó cerrado. Así pues, la identidad del asesino sigue siendo una incógnita. El Departamento de Policía de San Francisco declaró la investigación “inactiva” en abril de 2004, pero reabrió el caso en marzo de 2007.

Arthur Leigh Allen

Este asesino ha inspirado capítulos de series de televisión, libros, canciones (como “Riders on the Storm”, de los Doors) y películas, siendo la última “Zodiac”, de David Fincher.

Robert Downey Jr. y Jake Gyllenhaal en película "Zodiac"

Víctimas

Aunque Zodíaco afirmó en sus cartas enviadas a los diarios que había asesinado a 37 personas, los investigadores le acreditaron solamente 7 víctimas confirmadas, de las cuales 2 sobrevivieron.

Zodiac

David Arthur Faraday (17 años) y Betty Lou Jensen (16 años) fueron asesinados por un arma de fuego el 20 de diciembre de 1968 en Lake Herman Road, en las cercanías de los límites de la ciudad de Benicia. El asesino disparó en contra de Faraday 1 vez a la cabeza y 5 veces a la espalda de Jensen, quien intentó huir.

David Arthur Faraday y Betty Lou Jensen

Michael Renault Mageau (19 años) y Darlene Elizabeth Ferrin (22 años) fueron acribillados el 4 de julio de 1969 en Blue Rocks Springs en un campo de golf a las afueras de Vallejo. Un hombre armado con una linterna se les acercó y comenzó a dispararles a bocajarro, matando a Darlene e hiriendo gravemente a Michael, el cual finalmente sobrevivió.

Michael Renault Mageau y Darlene Elizabeth Ferrin

Bryan Calvin Hartnell (20 años) y Cecilia Ann Shepard (22 años) fueron apuñalados el 27 de septiembre de 1969 en la que en la actualidad es denominada la isla del Zodíaco, en Lake Berryessa, ubicado en el Condado Napa. Bryan sobrevivió a seis puñaladas en la espalda, pero Cecilia murió a causa de sus heridas dos días después, en el Hospital Queen of Valley, en Napa.

Bryan Calvin Hartnell y Cecilia Ann Shepard

Paul Lee Stine (29 años) resultó muerto por arma de fuego el 11 de octubre de 1969 en Presidio Heights (San Francisco).

Paul Lee Stine

Otras personas han sido identificadas como víctimas potenciales de Zodíaco, aunque las pruebas no son concluyentes y no todas son aceptadas como víctimas de este asesino:

  • Robert Domingos (19 años) y Linda Edwards (17 años): asesinados por arma de fuego el 4 de junio de 1963 en una playa cercana a Lompoc California. Domingos y Evans fueron considerados posibles víctimas debido a las similitudes de su ataque con el de Lake Berryesa.
  • Cheri Jo Bates (18 años): muerta por arma blanca (casi decapitada) el 30 de octubre de 1966 en Riverside Community College en Riverside (California). La posible conexión de la muerte de Bates con el Zodíaco se dio 4 años después, a partir de información recibida por el reportero Paul Avery del San Francisco Chronicle, sugiriéndole ciertas similitudes entre los asesinatos cometidos por Zodíaco y las circunstancias que rodearon a la muerte de Bates.
  • Kathleen Johns (22 años): dijo ser secuestrada y retenida durante unas 3 horas, junto a su bebé, el 22 de marzo de 1970 en la carretera 132, al oeste de Modesto (California).
  • Donna Lass (25 años): vista por última vez el 26 de septiembre de 1970 en South Lake Tahoe (California). Una postal con la dirección Condominios Forrest Pines anotada al reverso fue recibida en el Chronicle el 22 de marzo de 1971. Fue interpretada por algunos como una afirmación de Zodíaco de llevar 13 víctimas. Lass debería haber sido la decimocuarta, y no la que indicaba la postal (es por ello que no fue relacionada concluyentemente con el asesino). El cuerpo de la mujer no fue encontrado, y no se llevó a cabo una investigación oficial, debido a desacuerdos de tipo jurisdiccional entre la policía de South Lake y la Oficina del Sheriff. Al día de hoy, no se sabe si el crimen fue cometido ni donde está Donna Lass.

Robert Domingos, Linda Edwards, Cheri Jo Bates, Kathleen Johns y Donna Lass

Los hechos

La noche del 20 de diciembre de 1968, la pareja de adolescentes Betty Lou Jensen (17 años) y David Arthur Faraday (16 años) murieron tiroteados. Ante la falta de pruebas, el departamento de policía de Vallejo archivó el caso, hasta que recibieron una misteriosa llamada la noche del 4 de julio de 1969. Un hombre se atribuyó los asesinatos de 2 jóvenes, Michael Mageau (de 19 años) y Darlene Ferrin (de 22), dándoles todo tipo de detalles sobre la escena del crimen y proclamándose, además, autor de los asesinatos de Faraday y Jensen. Mike Mageau fue capaz de dar una descripción del atacante, pero aún así la policía no pudo avanzar demasiado en el caso.

Lugar del asesinato de David Arthur Faraday

Era evidente que no le bastaba con matar, sino que necesitaba notoriedad y atención pública. Así pues, el 1 de agosto de 1969 envió 3 cartas (casi idénticas entre sí) al San Francisco Chronicle, al Vallejo Times y al San Francisco Examiner. Sin dirección remitente, las cartas relataban una escalofriante historia: contaban con todo lujo de detalles, que solo el asesino podía saber, cómo se habían perpetrado las muertes de los adolescentes.

Carta de Zodiac

Además, el presunto asesino amenazaba con matar a 12 personas ese mismo fin de semana a no ser que dicha carta se publicara en primera página de todos los diarios. Los asesinatos, por suerte, no se llevaron a cabo, pero las cartas pudieron leerse en la primera plana de los periódicos.

Publicación en el periódico sobre Zodiac

Las hojas estaban escritas con rotulador, con faltas de ortografía, y en un tono muy amenazante. Además, incluían un criptograma de ocho filas y 17 símbolos que escondían su identidad, y cada carta iba rubricada con un dibujo del punto de mira de un arma. Si las autoridades y los medios no solucionaban el enigma, Zodiac volvería matar. Tenía un precedente muy claro, Jack “El Destripador”, que también enviaba cartas a los periódicos. La policía trabajaba sin descanso, esta vez con ayuda del FBI, pero no hubo manera de encontrarlo. Fue días después, y con otra carta dirigida al director del San Francisco Examiner, cuando nació “el Asesino del Zodíaco”. La carta comenzaba “Estimado editor, le habla Zodíaco…”, y describía de nuevo los asesinatos con todo detalle, mofándose de la policía por no haber sido capaz de dar con él.

Marca de Zodiac

El 8 de agosto de 1969, una semana más después de que se recibiera el criptograma, Donald y Bettye Harden, de Salinas, descifraron (salvo los últimos 18 caracteres) el criptograma de 408 símbolos. En el texto descifrado (que incluye faltas de ortografía en inglés), no venía la identidad del asesino:

“I LIKE KILLING PEOPLE BECAUSE IT IS SO MUCH FUN IT IS MORE FUN THAN KILLING WILD GAME IN THE FORREST BECAUSE MAN IS THE MOST DANGEROUS ANIMAL OF ALL TO KILL SOMETHING GIVES ME THE MOST THRILLING EXPERENCE IT IS EVEN BETTER THAN GETTING YOUR ROCKS OFF WITH A GIRL THE BEST PART OF IT IS THAT WHEN I DIE I WILL BE REBORN IN PARADICE AND ALL THE I HAVE KILLED WILL BECOME MY SLAVES I WILL NOT GIVE YOU MY NAME BECAUSE YOU WILL TRY TO SLOI DOWN OR STOP MY COLLECTING OF SLAVES FOR MY AFTERLIFE EBEORIETEMETHHPITI”

He aquí la traducción:

“ME GUSTA MATAR GENTE PORQUE ES MUCHO MÁS DIVERTIDO QUE MATAR ANIMALES SALVAJES EN EL BOSQUE, PORQUE EL HOMBRE ES EL ANIMAL MÁS PELIGROSO DE TODOS. MATAR ALGO ES LA EXPERIENCIA MAS EXCITANTE. ES AUN MEJOR QUE ACOSTARSE CON UNA CHICA. Y LA MEJOR PARTE ES QUE CUANDO ME MUERA VOY A RENACER EN EL PARAÍSO Y TODOS LOS QUE HE MATADO SERÁN MIS SUBDITOS. NO DARÉ MI NOMBRE PORQUE USTEDES TRATARÁN DE RETRASAR O DETENER MI RECOLECCIÓN DE SUBDITOS PARA MI VIDA EN EL MÁS ALLÁ EBEORIETEMETHHPITI”

La investigación continuaba, aunque sin demasiados resultados. En septiembre de 1969, realizó un nuevo ataque, a otra joven pareja. Cecelia Shepard y Bryan Hartnell estaban descansando a orillas del Lago Berryessa cuando el Asesino del Zodíaco les atacó. Un hombre se les acercó, usando una capucha de verdugo negra con gafas de sol sobre los agujeros de los ojos, y una especie de babero colocado en el pecho con un símbolo de apariencia reticular. Se aproximó a ellos con una pistola en la mano (Hartnell cree que se trataba de una 45), y los ató a un árbol. Poco después, sacó un cuchillo y los apuñaló.

Zodiac

Recorrió entonces 500 metros hasta Knoxville Road, y dibujó el símbolo reticular en la puerta del coche de Hartnell, escribiendo al lado “Vallejo 12-20-68,7-4-69,Sept27-69-6:30 by knife”. Más tarde, llamó a comisaría para reivindicar su autoría. La policía encontró a los jóvenes aún con vida, pero Cecelia murió poco después por las heridas producidas.

Mensaje de Zodiac en el coche de Bryan Hartnell

Poco después, el Zodíaco acabó con otra vida, disparando al taxista Paul Stine. El asesino le disparó en la cabeza con un arma de calibre 9mm, cogiendo después las llaves de su coche y su cartera, y arrancándole parte de la camisa.

Camisa ensangrentada de Paul Stine

La policía dudó sobre su autoría, ya que no seguía el patrón de previos ataques (parejas en lugares alejados y solitarios) y, además, quizás por descuido o en un acto totalmente premeditado, en este último ataque hubo muchos testigos, y la policía fue capaz de generar un retrato robot. Sin embargo, otra carta enviada el 8 de noviembre de 1969 al diario San Francisco Chronicle les sacó de dudas: había sido el Zodíaco. Esta carta contenía un criptograma consistente en 340 caracteres, que nunca pudieron ser descifrados. Además, en el sobre también se hallaba un trozo de la ensangrentada camisa de Paul. Al final de la inquietante misiva, el Zodíaco amenazaba a la policía y les contaba su intención de matar un autobús escolar lleno de niños.

Retrato robot de Zodiac

El 9 de noviembre del mismo año, envió otra carta de siete páginas en la cual aseguraba que dos policías lo detuvieron y hablaron con él por espacio de tres minutos, después de haber disparado en contra de Stine. Extractos de la carta fueron publicados en el Chronicle el 12 de noviembre, incluyendo la declaración de Zodíaco.

Carta de Zodiac

Zodíaco continuó comunicándose con las autoridades el resto del año 1970, a través de cartas y tarjetas postales dirigidas a la prensa. En una carta fechada el 20 de abril de 1970, Zodíaco escribió “Mi nombre es [____]” seguido de 13 caracteres cifrados.

Carta de Zodiac

A pesar de los testimonios y las pruebas, e incluso el propio asesino dando pistas sin parar, éste seguía suelto, y la policía no fue capaz de encontrarlo nunca. Lo curioso del caso es que seguía cometiendo asesinatos y dando pistas a los diarios del país, pero solo hasta 1974, cuando todo paró de repente. Las cartas pararon, y los ataques cesaron. Las investigaciones siguieron, aunque nunca se ha podido arrestar a un culpable, y todos los casos, incluyendo aquellos que se le atribuyen pero que no ha confirmado, siguen abiertos.

Zodiac

Identidad

Además de la investigación oficial, son muchas las teorías que se barajan acerca de la identidad y los motivos de este legendario asesino. Algunos dicen que podría ser el encarcelado Charles Manson, y otros que dejó de escribir porque se marchó del país para comenzar a cometer fechorías en el Reino Unido.

Zodiac

Mucha es la literatura que se ha escrito acerca del Asesino del Zodíaco, pero nadie ha podido probar quién es. Todo lo que se sabe de él es que es (o era) un hombre alto, grueso y corpulento, con gafas, que tendría entre 20 y 30 años en el momento de cometer sus crímenes. También es sabido que posee una gran inteligencia, que casi seguramente es un aficionado a asuntos astrológicos, que conoce de códigos y criptografía, y que tiene un alto grado de egocentrismo. Además, al igual que muchos otros asesinos en serie, disfruta obteniendo protagonismo y sembrando temor en los demás.

Zodiac

A continuación veremos el listado de los sospechosos principales que se han manejado hasta la fecha.

Arthur Leigh Allen

El sospechoso principal era, como sabemos, Arthur Leigh Allen, quien era la única persona en conexión con la investigación del Asesino del Zodíaco, pero nunca se le acusó de nada. En julio de 1971, un amigo de Allen denunció sus sospechas sobre él al Departamento de Policía de Manhattan Beach, y la denuncia fue dirigida a la policía de San Francisco. Cuando fue interrogado después, Allen afirmó (sin haber sido preguntado) que los cuchillos ensangrentados que tenía en su coche el día del doble ataque en Lago Berryesa, los había utilizado para matar pollos. Cuando se le cuestionó si había leído el libro “El juego más peligroso”, respondió afirmativamente y dijo que le había impresionado, lo cual interesó a la policía, así como la cifra de 408 caracteres que aparece en el libro.

Arthur Leigh Allen

Allen fue el único sospechoso en cuyo caso la policía tenía alguna prueba en contra. Allen negó los cargos, pero había muchas pruebas circunstanciales en su contra:

  1. Sabía de lenguajes cifrados, pues los había aprendido en la Marina.
  2. Era superdotado, ya que tenía un coeficiente intelectual de 137.
  3. Se sospechaba que había violado a un niño, cosa que de ser cierta lo convertía evidentemente en alguien malvado, como Zodíaco.
  4. Su aspecto se parecía al de Zodíaco por la semejanza de su cara con el retrato robot del asesino, y porque era también alguien corpulento y blanco.
  5. Le gustaba matar, pues aunque nunca se supo que matara a alguien, adoraba el deporte de la cacería.
  6. Dijo que el hombre era “el animal más peligroso de cazar”, afirmación que escalofriantemente se repetía en una de las cartas de Zodíaco.
  7. Era solitario, como probablemente lo era Zodíaco.
  8. Era mentalmente insano, hasta el punto de que sus parientes mostraban preocupación.

No obstante, la policía no encontró evidencia física para probar que Allen era el Asesino del Zodíaco, y el Departamento de Policía de Vallejo decidió no presentar cargos contra él, a pesar de que fuese un delincuente sexual, y de las armas y los componentes explosivos hallados en su hogar cuando continuó la investigación en 1991.

Carnet de conducir de Arthur Leigh Allen

Por otro lado, un experto en análisis de la letra manuscrita determinó que la escritura del asesino no era la misma que la de Leigh Allen, quien además pasó la prueba del detector de mentiras. No obstante, otros expertos aseguraban que Leigh Allen forzó su escritura para que se viese diferente de la manera en la que normalmente escribía. Sus huellas dactilares tampoco guardaban semejanza, y ninguna prueba concreta que lo vinculara a las matanzas efectuadas por Zodíaco fue encontrada jamás. Por último, la posterior prueba del ADN obtenido de las cartas tampoco proporcionó dato alguno.

Richard Gaikowski

Otro de los sospechosos principales del caso fue el periodista Richard Gaikowski.

Richard Gaikowski

Del periodista se sospechó principalmente porque:

  1. Algunos investigadores vieron la abreviatura que Richard usaba para su nombre en ciertos códigos de Zodíaco. Más concretamente, en una de las cartas codificadas se puede leer claramente la palabra “Gyke”, que solía ser uno de los diminutivos para Gaikowski. Ante esto, la única prueba de su defensa fue que en una carta enviada a su compañero decía al final “atte:Gaik”.
  2. La hermana de Darlene sospechaba de Richard y lo había visto en el funeral de Darlene.
  3. Richard vivía cerca de donde se cometieron los asesinatos.
  4. Richard supuestamente había seguido (no se puede saber si fue por otras razones) a Darlene cuando se casó y se trasladó a Albany. Allí, en Albany, trabajó en un periódico que era rival del periódico en el que trabajaba el marido de Darlene.
  5. Un operario dijo que la voz de Richard era idéntica a la que oyó en una llamada de Zodíaco durante 1969.
  6. El rostro de Richard se parecía al retrato robot (además, usaba gafas).
  7. La escritura de Richard era bastante similar a la de Zodíaco.

Como se ve, no eran pocas las razones para sospechar de Richard. Sin embargo, la Policía nunca le realizó una prueba de huellas digitales, y el proceso de la investigación fue detenido porque supuestamente no había razones suficientes para que siguiera adelante.

Criptograma de Zodiac con palabra "GYKE"

Una de las principales razones que se esgrimió contra la hipótesis de su culpabilidad, fue la de que Richard no tenía conocimientos sobre lenguaje cifrado y, si bien era inteligente, no lo era en el grado necesario como para construir todo ese complicado sistema de código (al menos aparentemente). Gaikowski murió en el año 2004.

Marvin Bernell

Marvin Bernell se encargaba de programar películas en una sala de cine y de proyectarlas. Robert Graysmith, periodista obsesionado con Zodíaco, descubrió que la marca que Marvin usaba para marcar los rollos de las películas era igual al símbolo de Zodíaco, que en el techo de la sala de cine había un zodíaco pintado, que Marvin poseía una copia de la cinta sobre el Conde Zaroff (personaje asociado a Zodíaco), y que su letra se parecía a la del asesino.

Cabina de cine

A la Policía le pareció que el signo para marcar rollos era no solo del Zodíaco, sino la representación estilizada de una mira telescópica, cosa que podía significar afición a los deportes de tiro u otras cosas. Por otra parte, nunca se pudo demostrar que la letra de Marvin fuese la misma que la de Zodíaco, y jamás se halló nada que permitiese pensar que el tranquilo Marvin era el conocido psicópata.

Lawrence Kane

Esta hipótesis fue una de las más absurdas, y surgió de las sospechas de la hermana de Darlene Ferrin (asesinada por Zodíaco). Ella sospechaba porque Lawrence Kane era corpulento como Zodíaco, y había seguido a su hermana durante meses antes del asesinato. El gran problema con la hipótesis era que Kane había sufrido un daño cerebral que, según los médicos, le quitó la capacidad para controlar la auto-gratificación. Además, nunca se supo que Kane fuera un sujeto de inteligencia sobresaliente.

Lawrence Kane

En definitiva, nunca se probó que fuera intelectualmente brillante, y siempre los hechos apuntaron a que no lo era, de modo que resulta extremadamente fantasioso creer que Kane fuera una mente a la altura de Zodíaco, así como que tuviera su autoncotrol. Es por ello que la hipótesis cayó por su propio peso.

Guy Ward Hendrickson

Deborah Pérez aprovechó la atención que, a raíz de la película “Zodiac”, se generó en torno al asesino. Así, en el año 2009, convocó una rueda de prensa en la sede del diario San Francisco Chronicle, para declarar que su padre era el Asesino del Zodíaco. Entre otras cosas, Deborah dijo que había estado con su padre en 2 de los crímenes (creyendo escuchar 2 cohetes cuando en realidad eran 2 disparos), que había escrito una carta en nombre de su padre al abogado Melvin Belli, y que tenía en su posesión las gafas del taxista Paul Stine (las cuales habían desaparecido de la escena del crimen). Posteriormente, la policía analizó las gafas y determinó que no coincidían con las de Stine. Además, sometió a Deborah a la prueba del polígrafo, en la cual falló de manera garrafal.

Deborah Pérez y Guy Ward Hendrickson

Estaba claro que Deborah era una persona un tanto trastornada que intentaba llamar la atención inventando cosas. De hecho, con anterioridad había declarado que era hija ilegítima de John F. Kennedy, algo que evidenciaba lo verdaderas que eran las declaraciones de su hermana, según las cuales Deborah había pasado años en terapia psicoanalítica porque, entre otras cosas, se pasaba el tiempo inventando recuerdos de cosas que nunca sucedieron. Además, estaba obsesionada con el exhibicionismo, poniendo en Facebook y en otras páginas fotos provocativas para llamar la atención.

Otros sospechosos

Otros sospechosos, quizás menos conocidos, fueron Bruce Davis, Jack Tarrance, Michael O’Hare y Dennis Rader.

Bruce Davis había sido miembro de La Familia, el grupo criminal de seguidores de Charles Manson. Bruce está actualmente en prisión, pero en la década de los 60 se encontraba en el área de San Francisco, espacio en el cual Zodíaco había cometido sus asesinatos. Fue descartado como sospechoso porque su letra no coincidía con la de Zodíaco, porque tenía el pelo demasiado largo cuando Zodíaco cometió sus crímenes (el retrato robot lo tenía corto), y porque no usaba gafas.

Bruce Davis

En el año 2000, Dennis Kaufman declaró que su padrastro Jack Tarrance era Zodíaco. Entre otras razones, le denunció porque su escritura se parecía a la del asesino, porque le había confesado que él era el asesino y esa confesión había sido grabada, y porque, entre las posesiones de su padrastro, Dennis había hallado un disfraz idéntico al de Zodíaco. El problema fue que esa confesión grabada pudo ser una farsa planificada, que el disfraz pudo ser fabricado para engañar y, sobre todo, que el ADN de Tarrance no coincidía con el de Zodíaco.

Jack Tarrance

Michael O’Hare era un destacado hombre de negocios. Fue sospechoso en parte porque vivía cerca del lugar en que se dio el asesinato de Paul Stine. Sin embargo, fue rápidamente descartado debido a una prueba de ADN.

Michael O'Hare

Por último, en 2005 se sumó al listado de sospechosos Dennis Rader, ya condenado a cadena perpetua por otros crímenes. Otro apodo de Rader, de 70 años, es el de “Asesino BTK” (de “bind, torture, kill”, en inglés), debido a que ataba, torturaba y luego mataba a sus víctimas. Entre los años 1974 y 1991, el criminal asesinó a 10 personas en Kansas, aunque fue capturado en el año 2005, después de que enviara una carta a la Policía, crucial para localizarlo. Tras su detención, los expertos descubrieron la relación entre “Zodíaco” y “BTK” al comparar las cartas que ambos escribían.

Dennis Rader con dos agentes de policía

VÍDEO

Para ver el vídeo relacionado con este artículo, pincha aquí:

Deja un comentario