CAPABLANCA vs MARSHALL (1918) ♜ [La DEFENSA más SÓLIDA del GENIO CUBANO]

¿Te gustaría ver el vídeo? Pincha aquí:

También te puede interesar:

Muchas han sido las brillantes partidas del gran genio cubano del ajedrez José Raúl Capablanca, y aquí tenemos una de ellas, en la que se enfrentaba en 1918 en Nueva York al por entonces campeón estadounidense de ajedrez, Frank Marshal. Esta partida (Capablanca vs Marshall) destaca sobre todo por la férrea defensa que, con gran maestría, José Raúl efectuó contra el descomunal ataque de su oponente, más propia de una máquina que de un ser humano, de ahí que llamara tantísimo la atención. ¿Tú que opinas? ¿Cuál es tu partida favorita de Capablanca? Déjalo en los comentarios.

Capablanca vs Marshall (NY, 1918) (Partida)

Antes de pasar a realizar un estudio en profundidad de esta sensacional partida (Capablanca vs Marshall), deteniéndonos en los momentos importantes de la misma y estudiando las distintas variantes que se presentan, veamos la partida completa en sí.

Para ir avanzando o retrocediendo jugada a jugada, pulsa sobre los botones de avance o retroceso que se encuentran debajo del tablero de ajedrez.

Capablanca vs Marshall (NY, 1918) (Análisis)

¡Y aquí tienes el análisis de esta sensacional partida (Capablanca vs Marshall)! El juego comienza con "1. e4 e5 2. Cf3 Cc6 3. Ab5", es decir, la "Apertura Española" o también llamada "Apertura Ruy López".

Capablanca vs Marshall (NY, 1918): Posición 1

Siguen las jugadas "3.. a6 4. Aa4 Cf6 5. O-O Ae7", y con esta última jugada de alfil (la variante cerrada de la apertura española) el jugador negro deja vía libre para enrocarse en corto. Comentar también que la variante abierta correspondería a las jugadas "5.. Cxe4 6. d4 b5 7. Ab3 d5 8. dxe5 Ae6 9. Cbd2 Cc5 10. c3 Ae7 11. Ac2". Hasta aquí es todo teoría, así que no nos entretendremos demasiado.

Capablanca vs Marshall (NY, 1918): Posición 2

Continúa el juego con "6. Te1 b5 7. Ab3 O-O 8. c3". Por una parte, el jugador negro se enroca en corto; por otra, el blanco se protege de un posible ataque del caballo que se encuentra en c6 contra el alfil español, habilitando la casilla "c2" para que dicho alfil pueda evitar cambiarse por el caballo ante un posible ".. Ca5".

Capablanca vs Marshall (NY, 1918): Posición 3

El negro juega ahora "8.. d5", y vemos aquí que ha decidido "sacrificar" el peón que se encuentra en "e5" (el llamado "Gambito Marshall") a cambio de conseguir gran actividad e iniciativa, con un poderoso ataque contra el enroque del rey enemigo. En cualquier caso, lo más jugado aquí sería "8.. d6", con lo que se protege al peón negro de "e5" y se libera al caballo de "c6" de dicha tarea (con lo que podría ser lanzado a "molestar" al alfil español). En dicha variante (que en realidad es la línea principal), seguirían también las jugadas "9. h3 Ca5 10. Ac2 c5 11. d4 Dc7", llegándose a una posición bastante trabada y en la que ambos bandos deberán trabajar bastante para tratar de conseguir alguna ventaja.

Capablanca vs Marshall (NY, 1918): Posición 4

El juego sigue con "9. exd5 Cxd5 10. Cxe5 Cxe5 11. Txe5", cumpliéndose finalmente las jugadas que vaticinábamos anteriormente, y con las cuales el blanco posee un peón de ventaja, pero a cambio de eso el jugador negro dispondrá de una gran actividad, mientras que el blanco tiene todavía sin desarrollar todo su flanco de dama. En caso de no aceptarse este gambito, las blancas quedarían en inferioridad merced a las jugadas "9. d3 dxe4 10. dxe4 Dxd1 11. Axd1 Td8", con clara ventaja negra (sobre todo debido al desarrollo de sus piezas y al control que tiene de la columna abierta "d").

Capablanca vs Marshall (NY, 1918): Posición 5

Marshall responde entonces con la jugada "11.. Cf6", aunque hay que decir que hoy en día los módulos recomiendan jugar "11.. c6", protegiendo el caballo y manteniéndolo en una casilla central del tablero (con lo que presumiblemente tendría una mayor influencia). En dicha variante, el juego seguiría con "12. d4 Ad6 13. Te1 Dh4 14. g3 Dh3 15. Ae3 Ag4 16. Dd3 Tae8", como vemos con un gran ataque por parte del negro.

Capablanca vs Marshall (NY, 1918): Posición 6

Pero eso no ocurrió en la partida, ya que a continuación se jugó "12. Te1 Ad6". Por un lado, Capablanca se anticipa a una jugada por parte del negro que amenace su torre y que le haría ganar algún tiempo; por otro lado, vemos que Marshall está apuntando con gran parte de sus piezas hacia el enroque blanco, con lo que se adivina un poderoso ataque para intentar derrocar a su adversario.

Capablanca vs Marshall (NY, 1918): Posición 7

Capablanca juega "13. h3", tratando de dominar la casilla "g4" con su peón de "h", y evitando de esta forma jugadas como "Ag4", atacando de forma directa a la dama blanca situada cómodamente en "d1", o también la molesta "Cg4".

Capablanca vs Marshall (NY, 1918): Posición 8

Sin embargo, Marshall no cede en su empeño, y juega a continuación "13.. Cg4", sacrificando su caballo. No obstante, si Capablanca aceptaba dicho sacrificio, la columna "h" quedaría abierta, y con la jugadas "14. hxg4 Dh4", el ataque combinado de la dama negra y el alfil blanco de casillas negras pondrían en serios apuros al rey enemigo con las subsiguientes "15. Te4 Dh2+ 16. Rf1 Dh1+ 17. Re2 Dxg2 18. Rd3 Ab7" o "15. g3 Axg3 16. fxg3 Dxg3+ 17. Rh1 Ab7+" o "15. g3 Axg3 16. fxg3 Dxg3+ 17. Rf1 Axg4 18. Dc2 Ah3+ 19. Re2 Tae8+ 20. Rd1 Txe1#".

Capablanca vs Marshall (NY, 1918): Posición 9

Es por ello que Capablanca "se olvida" del caballo de g4 y juega a continuación "14. Df3", desarrollando una pieza más y atacando a la torre de "a8", aunque como vemos su flanco de dama sigue estando bastante triste: la torre encerrada, y el caballo y el alfil en sus casillas iniciales.

Capablanca vs Marshall (NY, 1918): Posición 10

Sigue la partida con "14.. Dh4 15. d4 Cxf2". ¿Por qué realiza Capablanca la jugada "15. d4"? Pues porque otras opciones como "15. Dxa8" o "15. Te8" o "15. hxg4" fallaban por las subsiguientes jugadas "15.. Dxf2+ 16. Rh1 Dxe1#" y "15.. Ab7 16. Txf8+ Txf8 17. Dxg4 Te8 18. Rf1 Ae4 19. g3 Ad3+ 20. Rg2 De7" / "15.. Ab7 16. Txf8+ Txf8 17. Dxb7 Dxf2 18. Rh1 De1#" o "15.. Ah2+ 16. Rf1 Axg4 17. De4 Af4 18. g3 Dh2 19. gxf4 Ah3+ 20. Re2 Tfe8 21. d3 Ag4+ 22. Re3 Txe4 23. dxe4 Dh3+ 24. Rd2 Td8+ 25. Rc2 Dd3#" respectivamente. Por otro lado, el genio cubano comentó más tarde que dicha última jugada por parte del negro ("15.. Cxf2") era un error. ¿Cuál sería entonces la jugada correcta? Sería "15.. h5", porque comerse ahora el caballo de "g4" ("16. hxg4") sería un tremendo error, ya que seguirían "16.. Dh2+ 17. Rf1 Axg4", con lo que se amenazaría la dama y a cualquier movimiento de ésta (por ejemplo,  "18. Dc6") seguiría "18.. Dh1#".

Capablanca vs Marshall (NY, 1918): Posición 11

Pero sigamos con la partida. Parece que Marshall le está ofreciendo otro "regalito" al bueno de Capablanca, que podría comerse el caballo con la simple jugada "16. Dxf2", pero a esto seguiría "16.. Ah2+", y el rey no podría ni comerse el alfil ni moverse a "h1" (caería la dama blanca), por lo que tendría que moverse a "f1" ("17. Rf1"), a lo que seguiría la jugada "17.. Ag3", y se estaría amenazando a dama y torre al mismo tiempo, además de un posible movimiento futuro ".. Axh3" con un ataque terrible. Es por ello que Capablanca, anticipándose a todo esto, decide jugar "16. Te2", atacando doblemente al caballo negro, que ahora sí que estaría en serio peligro si Marshall lo dejara a su suerte. Comentar aquí que no sería buena idea que en esta variante Marshall jugara directamente "16.. Ag3", ya que seguiría "17. Dxf7+ Txf7 18. Te8#".

Capablanca vs Marshall (NY, 1918): Posición 12

El estadounidense reactiva las hostilidades con la jugada "16.. Ag4", amenazando a la dama blanca (y a la torre que tiene detrás). Y ahora no vale con zamparse el caballo negro con "17. Dxf2", ya que a continuación vendría la jugada "17.. Ag3", con lo que tanto la torre como la dama quedarían atacadas por los alfiles, y las subsiguientes jugadas "18. Df1 Axe2 19. Dxe2 Tae8 20. Dd3 Te1+ 21. Df1 Txf1 22. Rxf1 Te8 23. Ad2 Df6+ 24. Rg1 Df2+ 25. Rh1 Df1#" serían fatales para el blanco.

Capablanca vs Marshall (NY, 1918): Posición 13

Por supuesto, el genio cubano también vio esta variante, por lo que decidió jugar "17. hxg4", eliminando al alfil, aunque vemos que finalmente (y tal y como quería Marshall) la columna "h" ha quedado libre.

Capablanca vs Marshall (NY, 1918): Posición 14

Marshall hace uso de la mencionada columna, y el juego sigue con "17.. Ah2+ 18. Rf1 Ag3 19. Txf2 Dh1+ 20. Re2 Axf2". Comentar también que, dentro de esta secuencia, Capablanca no jugó "19. Re1" por la continuación "19.. Ch3+ 20. Rd1 Cg1", con doblete del caballo a torre y dama. Tras la jugada que finalmente se llevó a cabo de "20.. Axf2", Capablanca podría optar por comerse el alfil de f2 ("21. Dxf2"), pero la partida seguiría con la jugada "21.. Dxc1", vemos aquí una seria amenaza hacia el peón que se encuentra en "b2", con ataque doble al rey y a la torre de "a1", y si "22. Rf3" para prevenir esto, entonces vendría "22.. Tae8", con lo que Marshall pondría su última pieza en juego y su ventaja sería decisiva (sobre todo por la posición tan maniatada de la torre blanca de "a1" y del caballo blanco de "b1", que no se puede mover).

Capablanca vs Marshall (NY, 1918): Posición 15

Es por ello que Capablanca opta por no comerse el alfil de "f2" y decide jugar "21. Ad2", protegiendo la casilla "c1" de la influencia de la dama. Como vemos, se trataba de unas posiciones realmente complejas, en las que cada una de las jugadas de Capablanca tuvieron que ser tremendamente cuidadosas para no acabar cayendo en una red de mate (o, por lo menos, de clara inferioridad).

Capablanca vs Marshall (NY, 1918): Posición 16

El juego sigue con "21.. Ah4 22. Dh3 Tae8+". El cubano plantea un intercambio de damas para aliviar la presión contra su rey, pero el estadounidense contraataca poniendo su torre de "a" en juego y atacando al rey blanco.

Capablanca vs Marshall (NY, 1918): Posición 17

La partida continúa con "23. Rd3 Df1+ 24. Rc2". Marshall evita el intercambio de damas, y continúa con su férreo ataque contra el rey blanco, que sin embargo parece haberse escapado indemne del asfixiante asedio al que estaba siendo sometido.

Capablanca vs Marshall (NY, 1918): Posición 18

Se juega a continuación "24.. Af2 25. Df3 Dg1 26. Ad5 c5 27. dxc5 Axc5 28. b4 Ad6", jugadas que no hacen sino preparar la liberación de la torre blanca de "a1" y confirmar que el gran José Raúl Capablanca ha conseguido defenderse con suma maestría de uno de los mayores ataques de la historia. Comentar aquí que otra jugada como "28.. Ae3", con idea de reactivar el ataque contra el rey blanco, traería consigo "29. Axe3 Txe3 30. Cd2", y tras el intercambio de torres el jugador blanco estaría en clara ventaja (de ahí que Marshall decidiera replegar el alfil negro a "d6").

Capablanca vs Marshall (NY, 1918): Posición 19

Un vez el rey blanco parece estar seguro, llega el momento de intentar cambiar el sentido de la partida yendo al ataque. Al estar el rey blanco en la casilla "c2" y, por consiguiente estar protegiendo el caballo de "b1" del ataque de la dama negra, la torre de la casilla "a1" ya no es necesario que proteja a dicho caballo, y podría entrar en juego si dejara de estar encerrado. Es por ello que el cubano juega "29. a4", tratando de despejar la columna "a" para la acción de la torre.

Capablanca vs Marshall (NY, 1918): Posición 20

Sigue la partida con "29.. a5 30. axb5 axb4". Aquí sería bastante discutible continuar con "31. cxb4", dado que el rey volvería a quedar expuesto a la acción de las torres negras al quedar libre la columna "c".

Capablanca vs Marshall (NY, 1918): Posición 21

Es por ello que Capablanca, que ya no está para sustos, decide jugar "31. Ta6", dándole por fin actividad a su torre (dado que se ha cumplido su deseo de liberarse la columna "a") y atacando al alfil negro de la casilla "d6".

Capablanca vs Marshall (NY, 1918): Posición 22

El juego sigue con "31.. bxc3 32. Cxc3 Ab4 33. b6", y vemos que la idea de Capablanca es clara: ponerle el turbo al peón de "b", y que al negro no le quede otra que entregar material si quiere evitar que el blanco posea una nueva dama sobre el tablero.

Capablanca vs Marshall (NY, 1918): Posición 23

La partida continúa con "33.. Axc3 34. Axc3 h6 35. b7 Te3". El estadounidense parece estar ya algo desesperado, y no se le ocurre mejor opción que tratar de molestar a la dama blanca con el ataque de la torre.

Capablanca vs Marshall (NY, 1918): Posición 24

No obstante, dicho ataque es totalmente inocuo, pues Capablanca juega "36. Axf7+", y Marshall decide entonces abandonar. ¿Por qué? Veamos las posibles variantes ante las 3 únicas posibles jugadas del estadounidense: "36.. Rh8", "36.. Rh7" y "36.. Txf7".  Si "36.. Rh8" vendría directamente "37. Txh6#". Por su parte, si "36.. Rh7" vendrían "37. Df5+ g6 38. Dxg6#" o "37. Df5+ Rh8 38. Txh6#". Por último, si "36.. Txf7" vendrían "37. b8+ Rh7 38. Txh6+ Rxh6 39. Dh8+ Rg5 40. Dh5#" o "37. b8+ Rh7 38. Txh6+ Rxh6 39. Dh8+ Rg6 40. Dh5#" o "37. b8+ Rh7 38. Txh6+ gxh6 39.Dxf7#".

Capablanca vs Marshall (NY, 1918): Posición 25

¿Te ha gustado el artículo?
Para ver otros contenidos de esta temática, pincha aquí: [Ajedrez]
Ajedrez
¿Te gustaría ver más contenidos como estos?
Pincha aquí y coméntanos:
Canal de Youtube de Webipedia HD

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: Webipedia HD.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.