Dispositivos Android: Grandes Mentiras (3/3)

Dispositivos Android: Grandes Mentiras (3/3)

Tras los artículos de grandes mentiras sobre Android, tanto desde un punto de vista general como centrado en la batería, llega una nueva entrega en la que profundizaremos sobre los mitos que se han creado relacionados con las prestaciones de los dispositivos Android.

Grandes Mentiras sobre Prestaciones

1. Una pantalla 2K/4K es mejor que una Full HD

Una mayor resolución de pantalla asegura una mayor definición y, por tanto, una mejor experiencia de usuario. No obstante, no es tan importante como que el terminal incorpore un panel de calidad. Y es que es muy importante tener en cuenta factores como el de la tecnología empleada (IPS, Super Amoled, Retina, etc.), así como el equilibrio de color, la saturación, contraste, ángulos de visión, etc.

Pantalla 4K en dispositivo Android

Además, en una pantalla de poco más de 5 pulgadas (pequeña si la comparamos con un televisor), ¿se nota realmente la diferencia de densidad de píxeles en un panel 2K y en uno Full HD? Los usuarios más exigentes seguro que lo harán, pero otros muchos seguro que no. Por otro lado, una mayor resolución de pantalla precisa de un procesador más potente, consume más batería, etc.

2. A mejor procesador, más rapidez

La lógica dice que esto debería ser así, pero no lo es siempre. Y es que la información técnica que se ofrece de un terminal no siempre hace honor a la realidad (o al menos no lo hace de forma concreta).

CPU Android

Pongamos un ejemplo. De nada sirve comprarse un móvil con un procesador de última generación, con muchos núcleos y una alta frecuencia de reloj, si la capa de personalización del fabricante y/o el software no están optimizados e incorpora por defecto multitud de aplicaciones inservibles. Todo ello, limitará el rendimiento y velocidad del terminal.

3. A más RAM, mayor fluidez

La memoria RAM es otro de los componentes que más se tienen en cuenta a la hora de hablar de fluidez en un móvil. Pero, ¿realmente es necesario un móvil con 4-6GB si apenas vamos a tener abiertas a la vez tres aplicaciones sencillas y 2 pestañas en el navegador?

Memoria RAM en dispositivos Android

Una buena cantidad de RAM será necesaria (y se notará mucho) en el rendimiento del día a día cuando se haga uso de la multitarea, es decir, se abran a la vez muchas aplicaciones o varios juegos de gran exigencia gráfica. Por el contrario, para un usuario básico, 2-3GB de memoria RAM serán más que suficientes, ya que la diferencia será imperceptible.

4. A más resolución, mejor cámara

Muchos usuarios aún siguen pensando que la calidad de una cámara móvil depende de la cantidad de megapíxeles (a mayor cantidad, mejor cámara). Nada más lejos de la realidad, ya que la cantidad de megapíxeles hace referencia a la resolución, es decir, a la definición. Por tanto, cuanta más resolución, más podremos ampliarla sin pérdida de detalle (pero poco más).

Cámara en dispositivos Android

En realidad, si la imagen original ha salido desenfocada, muy oscura o con demasiado grano, de nada nos servirán los 16 megapíxeles de turno. Aspectos como el sensor, la apertura focal, el autoenfoque o el procesamiento de las imágenes, resultarán esenciales para obtener una buena instantánea. Sobre todo es la calidad del sensor la que verdaderamente puede ayudarnos a sacar una mejor o peor imagen, ya que es el encargado de captar la luz, de determinar el tamaño de la fotografía, la resolución y la profundidad de campo (entre otras funciones).

5. Lentitud y poca fluidez

Otro de los mitos acerca de Android es que es lento, con poca fluidez y que, además, las aplicaciones se interrumpen continuamente sin dejar usar correctamente el dispositivo. Esto, si hablamos de un dispositivo de gama baja o media-baja, podría ser cierto, pero por las prestaciones que trae consigo y si le hemos instalado demasiadas aplicaciones que consuman memoria.

Lentitud en dispositivos Android

En el caso de las interrupciones, las aplicaciones en Android se han labrado la fama de ser bastante estables si están bien optimizadas por los desarrolladores. Si la aplicación se interrumpe continuamente, no tiene porqué ser problema del sistema operativo, ya que puede ser una mala optimización a Android por parte del desarrollador que la creó. Además, un estudio de Forbes demuestra que las aplicaciones en iOS sufren más interrupciones y problemas que en Android.

6. Los dispositivos pierden la memoria

No, tu teléfono no pierde la memoria durante el corto periodo de tiempo que va desde que miras la caja para asegurarte de que el teléfono que has comprado es el modelo de 16GB, hasta que lo enciendes y compruebas que realmente tan solo tienes 8GB libres.

Almacenamiento interno en dispositivos Android

El asunto es que la memoria de almacenamiento que se encuentra a nuestra disposición nunca se corresponde con la que marcan las especificaciones del smartphone. Esto es debido a que, en esta memoria interna, deben albergarse archivos propios del sistema operativo, así como aplicaciones que vienen preinstaladas y que atienden a la personalización y características propias del teléfono.

7. Android necesita un administrador de procesos

Es cierto que los administradores de procesos tienen un puesto alto en cuanto a número de descargas, pero es más el “boca a boca” de la gente que las necesidades lo que lleva a una persona a instalar este tipo de aplicación en su dispositivo.

Administrador de procesos en dispositivos Android

La realidad es que el administrador cierra algunas aplicaciones que posteriormente se vuelven a abrir, ya que forman parte del sistema operativo. Además, instalar este tipo de aplicaciones puede penalizar el rendimiento y el uso de memoria de tu dispositivo.

8. Es necesario cerrar las aplicaciones en Android

Este mito tiene mucho que ver con el anterior. Muchos creen que es necesario cerrar manualmente las aplicaciones que han utilizado con el fin de que su dispositivo funcione de forma mas rápida.

Cerrar aplicaciones en dispositivos Android

Aunque, como sabemos, existen herramientas en Google Play Store que permiten que los usuarios administren las aplicaciones que están abiertas y no están utilizando en el momento, no es necesario que descargue estas herramientas en su equipo. El mismo sistema operativo de Google se encarga de gestionar las aplicaciones y, en el momento en que necesita liberar memoria, las cierra de forma automática, por lo que puedes estar tranquilo si no has descargado ninguna herramienta para administrar tus aplicaciones.

9. Es necesario instalar un antivirus

Usar un antivirus en Android no es útil, ya que lo único que hace es gastar recursos, batería e incluso dinero si te lo compras.

Antivirus en dispositivos Android

El mejor antivirus para Android es el sentido común y, si haces un poco de caso a la hora de instalar APKs de forma externa, no vas a tener problemas. Es cierto que en Google Play a veces también se cuela malware, pero este malware no va a ser detectado por tu antivirus, así que no te servirá de nada. En definitiva, no descargues aplicaciones extrañas, y será muy raro que te infectes.

10. Las mejores aplicaciones llegan primero a iOS

Dicen las malas lenguas que Android es un sistema operativo de segunda en lo que al lanzamiento de nuevas aplicaciones se refiere (que primero está la App Store, y en segundo lugar viene Google Play). Eso, para empezar, choca de frente con las cifras de cuota de cada sistema operativo que se manejan en los móviles. De hecho, en España, más del 90% de los móviles que se venden cada trimestre corresponden a terminales con sistema operativo Android. Por tanto, si una aplicación quiere tener la máxima popularidad, su lanzamiento en la tienda de Google Play es un requisito imprescindible.

Apple vs Android

Es cierto que se dan casos de aplicaciones que llegan primero a iOS y, después, tras algunas semanas, desembarcan en Android. Incluso hay aplicaciones que nunca llegan a la tienda de Google Play. Pero se trata de casos puntuales, y los desarrolladores son los primeros interesados en que su aplicación esté disponible en cuantas más plataformas mejor. Además, la App Store tiene muchas más restricciones en cuanto a la publicación de aplicaciones en su market para afianzar la seguridad de su sistema, mientras que Google Play ofrece cierta flexibilidad, por lo que habrá aplicaciones que ofrezcan ciertas funciones interesantes y que nunca estén en la App Store a causa de sus restricciones.

11. Android es muy complicado

La excusa que acostumbran a utilizar los usuarios de un iPhone para no pasarse a Android, incluso aunque se sientan atraídos por el diseño de algunos móviles modernos, es que Android es muy complicado. Estas personas realizan su afirmación teniendo en mente la interfaz de iOS: una única pantalla principal en la que solamente aparecen los iconos de las aplicaciones (sin widgets ni añadidos de ningún tipo). Es cierto que pasar de iOS a Android requiere acostumbrarse a una interfaz diferente, pero de ahí a que sea más complicado hay un mundo de distancia.

Patrón de acceso en dispositivo Android

Desde hace años, versiones como la de Lollipop, Marshmallow o Nougat traen un diseño de interfaz estándar al que resulta muy fácil adaptarse independientemente del sistema operativo del que se proceda. Lo que sí es complicado lo es son las capas de personalización, y no por su diseño, sino porque cada fabricante introduce una capa diferente en sus móviles.

12. En un Xiaomi no se puede instalar un launcher alternativo

En general, lo único que debes hacer es bajarte el launcher que quieras y ponerlo como predeterminado en los ajustes.

Launcher 9 de Xiaomi

Darle un permiso de ejecución predeterminada a una aplicación es algo que hasta el usuario más estándar podría hacer. Así que tranquilo, porque podrás usar tu lanzador favorito en tu terminal de Xiaomi sin ningún problema.

VÍDEO

Para ver el vídeo relacionado con este artículo, pincha aquí:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.